Una nueva mezcladora de abono permite ahorro de tiempo y dinero para los socios

La Cooperativa ha adquirido una nueva mezcladora de abono para los compuestos de los socios. La máquina cuenta con 5 tolvas en las que se introduce el material para crear un nuevo compuesto. A través de un programa informático, se selecciona el tipo de combinación y el porcentaje de cada material con el que debe contar el nuevo abono. La mezcladora permite crear un abono a medida y personalizado según las necesidades que requiera el socio, por lo que se aporta la cantidad justa de nutrientes a la tierra y el cultivo se beneficia de ello. Además, permite un doble ahorro; por un lado en tiempo, ya que sustituye las dos aportaciones que debería realizar de dos abonos por una única, y por otro lado comporta un ahorro económico, puesto que reduce la cantidad de material y el resultado final supone una cuantía menor que aplicando dos abonos. La máquina, que está ya en funcionamiento desde mayo de 2012, sustituye a la anterior, puesto que la actual es más moderna y avanzada, permitiendo mayores ventajas en el abonado

Colaboración de Virgen de la Oliva en fincas experimentales: Estación Experimental Torremira

La Comunidad de Regantes número 11, la Cooperativa de Tauste y la Cooperativa Virgen de la Oliva están trabajando en un proyecto conjunto que consiste en la colaboración de las 3 sociedades en lo que se conoce como la Estación Experimental Torremira, una parcela de terreno de la comunidad de regantes en la que los técnicos tanto de Virgen de la Oliva como de San Miguel aportan sus conocimientos en materia técnica sobre abonos y tratamientos sanitarios con el fin de estudiar el comportamiento de diferentes cultivos y ver qué variedades se adaptan mejor al terreno. El objetivo es lograr la máxima eficacia en abonados y en la cuantificación de los riegos, obteniendo la mayor rentabilidad posible de los cultivos y optimizando los recursos, por supuesto también el agua. Este tipo de colaboraciones surgen para que los regantes puedan beneficiarse de las experiencias y puedan apostar por cultivos y técnicas más eficaces.

Jose_María_Vinue_Lasierra

José María Vinué Lasierra, Presidente de la Comunidad de Regantes de Bárdenas: “El recrecimiento de Yesa será una realidad en 2015. Ahora toca modernizar regadíos”

Ahora que sabemos que el recrecimiento será una realidad en 2015, lo anunciaba el ministro Cañete a principios de mayo. El siguiente paso es preocuparnos por la actualización del sistema de regadíos, que sigue siendo tradicional, para dar continuidad al eje sobre el que ha pivotado el desarrollo de nuestra zona en los últimos cincuenta años. Hasta entonces, el agua sigue estando muy limitada y pedimos que se intente aprovechar y optimizar al máximo, y más cuando las medidas en sequía llegan tarde y apenas aportan nada para el agricultor.


¿En qué situación se encuentran los embalses que ustedes controlan?

Yesa está a principios de mayo al 70% y los embalses de Bárdenas y Laverné con 11 hectómetros cúbicos (hm3), Malvecino con 3 hm3 y San Bartolomé con 2 hm3, estos últimos muy por debajo de sus niveles normales debido a que Yesa debería contar con mayor capacidad aún y que los embalses están prácticamente vacíos. Han mejorado sensiblemente las reservas de nieve, después de un invierno caracterizado por ser el más seco en cuanto a nieve y lluvia. Por suerte, las precipitaciones de primavera han paliado algo esta situación, pero sigue siendo deficitaria de todos modos.

¿Qué cultivos han sido los más perjudicados?

Cuando no se cumplen las aportaciones al actualmente limitado Embalse de Yesa, todos los cultivos están afectados. Aunque el Canal de Bárdenas sirviese 700 hm3, algo de lo que todavía estamos muy lejos, no existiría garantía para ser un regadío competitivo. Y es que necesitamos un embalse bianual que otorgue la libertad necesaria para que las explotaciones agrícolas sean viables. Así que podemos decir que el cereal de invierno, pese a las restricciones padecidas, está en condiciones de terminar su ciclo; todo ello con la consiguiente merma de producción que ha supuesto efectuar el riego reservando volúmenes para los cereales de verano. En los herbáceos se ha perdido el primer corte al haber tenido que estar obligados a establecer los cupos de volúmenes disponibles en el mes de enero con carácter retroactivo, iniciando su contabilización el 9 de octubre de 2011.

A nivel práctico, ¿Qué modelo de planificación en las explotaciones proponen para optimizar el agua?

Los agricultores, por la experiencia adquirida y con la información que en todo momento se les ofrece desde la Comunidad General, y también a través de sus comunidades de base, planifican su explotación para dedicar los caudales a aquellos cultivos que estiman más rentables para sus intereses. A estas alturas, después de veinte años de restricciones, poco tenemos que decir al respecto, sino que se intente aprovechar y optimizar el agua al máximo, puesto que está limitada.

“Cuando no se cumplen las aportaciones al actualmente limitado Embalse de Yesa, todos los cultivos están afectados. Un embalse bianual establecería la libertad necesaria para que las explotaciones comenzasen a ser viables”

¿Cómo pueden optimizarse los cupos a la hora de regar?

En Bárdenas, en donde la mayor superficie de riego es por inundación, los consumos desde hace muchos años son óptimos. El riego se extrema al límite con el perjuicio que ello supone a la hora de efectuarse la recolección, por lo que no estamos en condiciones de exigirle al regante más sacrificios en este sentido, con consumos por hectárea y riego de 1.200 m3 en tierras de Saso poco más podemos hacer.

En cuanto a sistemas de riego, ¿Cuál es el más aconsejable en la zona de Cinco Villas?

En nuestro sistema todo pasa por la urgencia del recrecimiento de Yesa, ya que sin agua embalsada suficiente no podemos afrontar las inversiones que supone la modernización. Estamos convencidos de la necesidad de actualización de nuestro regadío, que en un 80% sigue siendo tradicional, y también convencidos de que la inversión se recuperará. Actualmente con la ayuda del Gobierno de Aragón y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, estamos elaborando los proyectos necesarios para que el momento en que Yesa este recrecido iniciar la transformación. Entendemos que la modernización tiene que ser un empeño colectivo en donde todos los sectores involucrados tengan una participación activa, y por lo cual estamos estableciendo reuniones con los públicos de interés. Pero es un proceso que se debe madurar, así que a su debido tiempo daremos a conocer a todos la evolución de los proyectos desde la Comunidad General de Regantes de Bárdenas.

“En nuestro sistema todo pasa por la urgencia del recrecimiento de Yesa, ya que sin agua embalsada suficiente no podemos afrontar las inversiones que supone la modernización”

Ahora que el recrecimiento parece que se convierte en un hecho, ¿cuál es el siguiente paso en su agenda?

Sinceramente creo que el debate sobre el Recrecimiento de Yesa ha llegado a su final. No queda más que llegar al 2015 y que la obra esté terminada; así que en este sentido soy optimista. Todo ello amparándome en la contundencia manifestada por el ministro de Agricultura, Miguel Árias Cañete, en la Comisión del Agua de Aragón recientemente. A continuación, lo que toca es iniciar la modernización y así empezar a tener unos regadíos adecuados a la realidad de nuestra época. Sólo así podremos dar continuidad al eje sobre el que ha pivotado el desarrollo de nuestra zona en los últimos cincuenta años.

“Las medidas decretadas hasta el momento son insuficientes, puesto que en realidad no llegan directamente a nuestra economía, y las que se prevén son escasas”

El Gobierno ha anunciado que pondrá en marcha una serie de ayudas para combatir la sequía, si es preciso. ¿qué opina al respecto?

Lo único claro es que a día de hoy no ha tenido lugar la publicación del Decreto sobre la sequía. Debido a las limitaciones de agua que padece el campo, además de las climatológicas, el agricultor no ha tenido capacidad de maniobra para planificar adecuadamente su explotación. Así que a estas alturas el daño ya está hecho. El Decreto debería haberse promulgado hace tiempo, añadiéndose las perdidas a día de hoy en cereales de invierno y forrajes. Las medidas decretadas hasta el momento son insuficientes, puesto que en realidad no llegan directamente a nuestra economía, y las que se prevén son escasas. Por eso, eximirnos de la tarifa y el canon a pagar ante la administración es poco si se compara con las inversiones a las que tenemos que hacer frente.

 

 


Perfil de José María Vinué Lasierra

Jose_María_Vinue_Lasierra_bardenas

Jose_María_Vinue_Lasierra_bardenas

“Tenemos que preparar nuestros regadíos para que estén listos tras el recrecimiento de Yesa.”. Esta es la petición fundamental de José María Vinué como presidente de la Comunidad de Regantes de Bárdenas, señalando que ahora que las obras tienen una fecha concreta debemos ocuparnos de cómo nos abasteceremos después. Desde el año 2009, Vinué es el máximo representante de un colectivo que agrupa a 5.000 regantes de la comarca de Cinco Villas y Navarra y que cubren un total de 82.267 hectáreas. Nacido en Noviembre del ’62, José María Vinué apuesta por el diálogo y el consenso, también en el debate con el entorno político por la urgencia en que se materialicen las obras hidráulicas que son necesarias para el campo. Tras Yesa augura que es necesario modernizar el sistema de regadíos para que no queden desfasados y que las explotaciones puedan ser más competitivas.

La Cooperativa de Castejón de Valdejasa se integra en Virgen de la Oliva

Virgen de la Oliva gestiona desde 2011 la Cooperativa Nuestra Señora del Rosario, en Castejón de Valdejasa. Después de un acuerdo, firmado el pasado año entre ambas sociedades, Virgen de la Oliva se encargará de la gestión de la entidad, así como el silo y la gasolinera. Los 77 socios se incorporan automáticamente a la Cooperativa, disfrutando la ventaja de tener los mismos precios que en Virgen de la Oliva. Con este acuerdo, nuestra Cooperativa consigue un mayor radio de acción, más socios y hectáreas con la que aumentar la producción para el cereal, que básicamente se centra en la cebada, el trigo y la almendra, siendo aún más competitiva en los mercados.