Biota reduce el consumo de agua a la mitad y prevé duplicar la producción de maíz

Las obras de modernización en el sistema de regadío a aspersión en Biota, substituyendo el tradicional riego a manta o de gravedad por turnos con disminución por acequias, permitirán a los 331 regantes de la comunidad Monte Saso ahorrarse más del 50% del agua en 1.216 hectáreas. La mayor parte de esta extensión (900 has) ya cuentan con el nuevo sistema de riego que consumen 6.000 m3 por hectárea y año, lo cual supone reducir a más de la mitad el consumo, obteniendo un mayor rendimiento en los cultivos y una mejora notable en la eficiencia del riego. Las obras han supuesto una inversión de 7,6 millones de euros, que han aportado el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias de la Zona Noreste (SEIASA), el Gobierno de Aragón y la Comunidad General de Regantes de Monte Saso.

El director territorial de SEIASA y anterior consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, aseguró a finales de septiembre, durante la recepción provisional de las obras de mejora, que “se podrá pasar de una producción de 7.000 kg por hectárea y año de maíz a 14.000 kg”, dado el buen estado que presentan las mazorcas. Por otra parte, Alfonso Laborda, presidente de la comunidad Monte Saso, añadía que “antes no se podía cultivar maíz por falta de agua” y que “con los 6.000 m3 se ha podido sacar una buena cosecha de maíz”. Gracias a la implantación de un mejor sistema de riego se consigue aumentar la capacidad del agua almacenada al tiempo que paliar problema de recursos hídricos en la zona, al suponer un considerable ahorro en agua.