Virgen de la Oliva, productor y certificador de semilla de calidad

Semilla Certificada; la apuesta segura por una buena cosecha

Qué semilla escoger y qué cultivo es el más apropiado son las dos decisiones más importantes que debe tomar el agricultor, eligiendo acertadamente qué variedad sembrar y la calidad de la semilla que utilizará. El éxito económico de la explotación agraria dependerá de esta decisión. La semilla es el origen de todo y el material biológico del que se compone debe ser de la mayor calidad para poder seguir un protocolo adecuado obteniendo la máxima rentabilidad en los insumos, evitar la transmisión de enfermedades y asegurarnos una buena cosecha. Apostar por una semilla que certifique su origen y trazabilidad será fundamental para conseguir unos buenos resultados en la cosecha.

¿Qué es la semilla certificada?

La Semilla Certificada es la que se produce y certifica con arreglo a la normativa vigente, que establece una serie de requisitos, características y cuidados para la semilla a fin de cumplir con los máximos criterios de calidad. Exige el más elevado control en cuanto a pureza varietal, contenido de malas hierbas, germinación, vigor, tamaño, uniformidad, sanidad y humedad. La semilla certificada cuenta con la mayor trazabilidad, garantía que permite asegurar al agricultor el mayor provecho en condiciones climatológicas normales, además de requerir menos recursos hídricos y ser más sostenible.

¿De qué sirve la investigación para la agricultura?

Desde el origen de la agricultura el campo lleva 12.000 años innovando. El mundo agrario ha sido el primero en la historia de la civilización en aplicar investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) al campo. Así que estos tres sectores son muy importantes para el campo y siguen hoy íntimamente relacionados, hasta tal punto que si los factores I+D+i se detienen, la agricultura también.

Un pequeño paso para el hombre pero un gran avance para la humanidad

En el año 1969 el hombre pisa la luna. Esa década es crucial para la investigación en todos los sectores, y en especial para la agricultura, donde la tecnología e I+D+i se han aplicado al campo para conseguir mejores resultados. Sin estos factores difícilmente se hubiesen conseguido variedades de semillas y plantas de calidad, pasando de un sistema tradicional con abundante mano de obra y pobre mecanización, a una agricultura técnicamente avanzada, con una reducción sustancial de la mano de obra agrícola unido a un empleo cada vez más importante de maquinaria y de abonos, fitosanitarios y semillas y plantas.

Los avances en el sector agrícola han crecido sustancialmente desde mediados del siglo pasado, y es que desde entonces hasta hoy hemos doblado la producción de las cosechas con el mismo espacio cultivable.

Una agricultura avanzada exige un esfuerzo importante en el suministro de material vegetal de calidad, dando respuesta en primer lugar a las necesidades de nuestros agricultores, con la puesta a disposición de variedades más productivas, adaptadas a las condiciones agroclimáticas, de sanidad garantizada y tecnológicamente adaptadas a la transformación posterior. En segundo lugar es preciso que el sector transformador disponga de variedades de la adecuada calidad tecnológica y perfectamente tipificadas. Finalmente, es el sector consumidor en general, como usuario final, es el que debe de tener plena satisfacción en lo que se refiere a la obtención de productos de calidad y de seguridad alimentaria comprobada.

 

Sin semilla certificada no puede haber innovación en el campo

La semilla certificada es el último paso al que se llega tras una larga cadena de procesos y en el que se invierte mucho tiempo, esfuerzo y dinero.

En España, el Ministerio de Agricultura (MARM) supervisa el cumplimiento de las normativas españolas y europeas e implementa la certificación que marca la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE ) en España. Las comunidades autónomas, por transferencia de competencias, implementan la certificación del sistema establecido por la Unión Europea. El Centro de Sanidad y Certificación Vegetal del Gobierno de Aragón es el que se encarga del control y certificación de semillas, registro de productores y comerciantes, además de supervisar el cumplimiento de las normativas española y europea.

Además, en Aragón contamos con CSIC, Aula Dei, Cooperativas Agroalimentarias de Aragón y Centro de Investigación y Tecnología Agro-alimentaria del Gobierno de Aragón como organismos que apuestan por la mejora en diferentes campos de I+D+i para conseguir mejores resultados. Pero todos estos recursos pueden quedar huérfanos si no se apuesta por la semilla certificada, puesto que sustenta buena parte de la investigación y los avances y es la garantía de calidad para el agricultor de que su cosecha crecerá en las más óptimas condiciones. El resto de semillas son más baratas pero constituyen una apuesta arriesgada porque carecen de garantías y no garantizan ningún tipo de calidad.

Semilla certificada Vs Semilla para siembra

El suministro de semillas en Aragón se deriva en semilla certificada, que es la homologada y la que ofrece mayor calidad; acondicionamiento para siembra, realizado por 76 entidades autorizadas y que es un servicio prestado exclusivamente a usuarios finales, en semillas de su propiedad y para su uso; y autoconsumo en la propia finca.

La semilla certificada es la garantía a todos los niveles de producción. Pero a menudo compite en precio con otros tipos de simiente, aunque de calidad inferior. El grano acondicionado para siembra garantiza el origen, trazabilidad y registro del grano. En otras palabras, el sistema de acondicionamiento de grano asegura que un agricultor recoja el grano que ha entregado. La calidad del grano más allá de estos parámetros no está asegurada. Por lo tanto cabe dejar claro que el sistema de acondicionamiento de grano para siembra no garantiza aspectos como la pureza varietal, sanidad o germinación, entre otros aspectos reservados únicamente para los sistemas de validación de Semilla Certificada.

Riesgos de usar semilla no certificada

Está comprobado que cualquier semilla es más barata que la semilla certificada, pero, ¿es más rentable? Habitualmente el agricultor desestima el uso de la simiente de calidad pretendiendo ahorrar dinero con la idea de que obtendrá el mismo producto y basándose en la suerte de compañeros o en la suya propia en anteriores ocasiones. Pero es completamente fortuito, una auténtica lotería, porque carece de garantías. De hecho, termina por resultar más caro porque suele usarse más grano del necesario. Además, el agricultor no puede nunca vender la cosecha con el valor añadido de la certificada, ya que se desconoce oficialmente su procedencia y no se puede determinar ni la trazabilidad del producto ni que el grano sea exclusivamente de una variedad determinada o incluso del cultivo que se pretendía. Y es que la cosecha pierde valor si comporta mezclas de diferentes cultivos y eso repercute directamente en la producción y en la calidad, por lo que lo barato siempre sale caro. Moraleja: si queremos tener un buen resultado necesitamos usar una semilla certificada.

Semilla certificada, la más valorada en el mercado

El material vegetal de calidad se diferencia por la mejora del rendimiento y su regularidad, la adaptación y resistencia a cambios climáticos así como a enfermedades, además de ser más valorado en el mercado. La solicitud de semilla certificada es más elevada que el producida, y es que el mercado demanda la máxima calidad del mismo producto, por lo que la certificación es una apuesta segura a la hora de la venta de la cosecha. Aun así, el consumo de semilla certificada es más alto en Aragón que en el resto del territorio nacional.

 

 

La producción y control de semillas certificadas de cereales en Aragón

El nivel de consumo de semilla certificada en Aragón es bajo, tan sólo en torno al 25%. Francia, un país puntero en agricultura, utiliza en torno al 50% de utilización de semilla certificada, mientras en España ese porcentaje se queda en apenas el 20%.

Después de Andalucía, Aragón es la segunda comunidad autónoma con mayor superficie de producción de semilla de calidad, con 38.258 hectáreas, sobre las 165.375 de toda España, repartidas en 26.594 explotaciones y con una producción de casi 50 toneladas de grano. En nuestra región la gran parte de la producción de semilla certificada, más del 75%, corresponde a cereal, seguida del maíz, con apenas el 11%, y las leguminosas, con el 4%. El resto, apenas un 10%, se reparte entre forraje, oleaginosas y hortícolas.

En Aragón se producen casi la mitad de las variedades de cebada de toda España (51 sobre 107), el 32% de las de trigo blando (39 sobre 122) y el 26% de trigo duro (23 sobre 88).

La mayor parte de los productores de semillas son cooperativas, representando más de la mitad del porcentaje (55%) sobre el número total de entidades productoras con sede social en Aragón (46).

 

Virgen de la Oliva, productor y certificador de semilla calidad

La comarca de Cinco Villas es una de las mayores en cuanto a porcentaje en producción de semilla certificada, con más de 3.000 Tm por hectárea. Este es uno de los factores fundamentales por los que la Cooperativa es un importante productor y certificador de semilla de calidad en Aragón y tanto nuestros técnicos como el laboratorio cuentan con autorización para Certificación Bajo Supervisión Oficial; es decir, que realizamos las tareas técnicas que solicita la administración para que ésta sólo requiera realizar un control rutinario sobre la semilla certificada.


 

Nuestros técnicos en Virgen de la Oliva cuentan con la formación y los medios, así como la puesta en práctica de los métodos necesarios para exigir el control que demanda el Gobierno a través del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal del Gobierno de Aragón. De este modo, el departamento técnico de Virgen de la Oliva realiza la inspección de cultivos de semillas en campo y cumple con la misión de asesorar a los agricultores sobre cada cultivo a fin de conseguir la más óptima reproducción de semillas. También realiza muestreos y análisis en los sacos y lotes de semillas que se preparan en la misma cooperativa, controlando todo el proceso, de principio a fin.

Cooperativa Virgen de la Oliva es una de las 36 empresas multiplicadoras de semilla de Aragón; es decir, que realiza la multiplicación a través de la aportación de semilla de los socios de la cooperativa (R1 y R2 en nuestro caso), siguiendo en todo momento la trazabilidad del cultivo. Por lo que nuestro producto tiene un gran valor en el mercado al contar con una buena garantía. En la Cooperativa la semilla pasa por 3 controles: Precontrol, control y postcontrol. El primero se realiza en el campo, antes de la cosecha; después se toman muestras durante y después de la siembra. Por último, una vez han sido almacenadas se realizan nuevamente pruebas que determinan que se han cumplido todas las exigencias. Además de los controles realizados por nuestra sociedad, el Centro de Control de Semillas también realiza sus propias comprobaciones para certificar que los pasos que se realizan desde la Cooperativa van en buena dirección. Cada unidad de venta, ya sea por sacos o lotes, lleva consigo la identificación oportuna que garantiza la trazabilidad del producto. La identificación a través de la etiqueta es muy importante para determinar la trazabilidad correcta de la semilla, asegurando su procedencia y describiendo sus características, así como los procesos a los que se ha sometido.


 

Más preguntas?….

¿Se mantienen las cualidades de la semilla con el paso del tiempo?

La semilla es el organismo primigenio y fundamental que dará vida a un ser vivo. Como todo elemento orgánico, puede deteriorarse y perder sus propiedades con el paso del tiempo, a pesar de que se conserve en las condiciones más óptimas posibles. Esa es la razón de porqué nuestros técnicos recomiendan consumir la compra de semillas en la misma campaña y no dejarla para la siguiente, puesto que las garantías ya no serán las máximas porque el producto habrá cambiado.

¿Puede degenerar una variedad?

Efectivamente, y existen tres factores que afectan a la semilla:

Mecánicos: Es importante que la maquinaria utilizada esté limpia y no contenga restos de otros cultivos. La mezcla con otros materiales durante la siembra, recolección o transporte puede afectar seriamente a la calidad del producto que el agricultor ofrece y echar a perder un trabajo valiosísimo durante mucho tiempo.

Ambientales: los cambios meteorológicos y climáticos extremos tienen una influencia importante en la resistencia de ese minúsculo germen que será el responsable del éxito de nuestra cosecha futura. La humedad máxima en almacenamiento debe rondar como máximo el 14% para evitar el deterioro de la semilla.

Genéticos. Una variedad demasiado joven y poco estabilizada puede originar una descendencia deficiente e incluso segregaciones.

Fuentes: Departamento Técnico Cooperativa Virgen de la Oliva y Centro de Sanidad y Certificación Vegetal del Gobierno de Aragón

 

Para más información sobre este artículo lea la Revista N13

Presupuestos para Aragón: adelanto de 213 millones de euros de la PAC y 369 millones de PGE

PAC. 213 millones de euros. Esta es la cifra que recibe el Gobierno de Aragón a finales del mes de octubre como adelanto de la PAC (Política Agraria Común) y que corresponde al 50% de la cantidad reflejada para 2013. El resto de las ayudas se recibirán antes de finalizar el año. Mientras los 40.000 beneficiarios de la PAC en Aragón comentan que lo más importante es que nuestro territorio no vea reducido su presupuesto, el Ministerio de Agricultura ha anunciado una posible rebaja por ajuste. El Consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Modesto Lobón, comenta al respecto que todavía no está claro el porcentaje pero estima que sería del 1% para poder utilizarlo en efectos de crisis. La PAC de 2014-2020 se aprobó el pasado 25 de junio, pero todavía quedan por decidir los flecos que dependen de los gobiernos central y aragonés, por eso se establecen reuniones periódicas entre el ejecutivo autonómico y los representantes agrarios. PGE. 369 millones de euros.

El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 contempla una inversión de 369 millones de euros para Aragón. La inversión del Estado en la comunidad volverá a caer, esta vez un 5%. La cantidad real de los ministerios asciende a 369,11 millones, Fomento y las sociedades estatales alcanzan los 274,62 millones y, en Medio Ambiente, la mayor partida se la lleva el embalse de Yesa, con 20 millones. Desde 2008, la inversión del gobierno central en Aragón ha caído un 65% y queda lejos de los años de bonanza de 2001-2002 y de 2008-2009. En el primer caso la Administración central superó los 1.400 millones debido al elevado desembolso económico que se tuvo que afrontar para construir los aproximadamente 250 kilómetros de la línea del AVE. En el segundo periodo se incluyeron muchos gastos derivados de la Exposición Internacional de Zaragoza.

Cooperativa con el IX Open Internacional de Ajedrez

Virgen de la Oliva ha sido patrocinador del IX Open Internacional de Ajedrez, celebrado en Ejea de los Caballeros el pasado 30 de junio. Nuestra Cooperativa apoya las iniciativas en Cinco Villas como ésta, que fomentan las aptitudes mentales, la visión estratégica de las jugadas y el análisis de las diferentes opciones, valores que están muy relacionados con el perfil empresarial de nuestros socios. El torneo contó con 122 participantes en 7 categorías de todas las edades y nacionalidades. Los premios oscilaron de los 75€ a los 700€. Además, todos los jugadores recibieron como obsequio de participación una bolsa del arroz de la Cooperativa.

Judías verdes y habas

Judías verdes y habas, dos nuevas apuestas en cultivo de transición

Obtener el mayor rendimiento posible a la tierra de modo sostenible. Ese es el objetivo que persiguen nuestros agricultores y por el que trabajamos en Virgen de la Oliva, investigando sobre la adaptación de nuevos cultivos. La primavera ha sido lluviosa y eso ha retrasado la siembra y cosecha de maíz y también de cebada, que es el cultivo que más comúnmente se alterna con el anterior. Así que ello ha obligado a buscar nuevas alternativas de cultivo de transición. La judía verde y las habas son dos de los propuestos y que están dando buenos resultados, visto su comportamiento en las fincas de Pedro y José Antonio Marcellán, ambos socios de la Cooperativa y buen ejemplo como emprendedores. Se trata de cultivos de ciclo muy corto. Por ejemplo, las judías verdes crecen en tan sólo 60/65 días entorno al mes de noviembre; precisan requerimientos hidráulicos mínimos y ofrecen una producción estimada de 10.000 kilos por hectárea después de sembrar 330.000 semillas en 40ha. Las habas se siembran en octubre para recogerlas en mayo, por lo que son perfectas para combinarlas con un buen ciclo de maíz. Los hermanos Marcellán esperan obtener buenos resultados con estos nuevos cultivos, alentados además por los rendimientos que las judías verdes y las habas registran en zonas próximas como Bujaraloz y Navarra, donde ya se ha experimentado con ellos. Como anotación fundamental, remarcan que es necesario un buen control de malas hierbas y suministrar una fertilización adecuada, siguiendo siempre las recomendaciones de los técnicos de la Cooperativa.

Congreso CIDE sobre forrajes

Congreso CIDE sobre forrajes

Representantes de la Cooperativa asisten al Congreso CIDE de forrajes europeos, que se celebró en Sevilla del 18 al 20 de septiembre. El objetivo era conocer la situación del sector de la alfalfa deshidratada tanto en territorio nacional como fuera de nuestras fronteras, analizando las posibilidades de mercado. Este producto es uno de los más interesantes en volumen de la Cooperativa, ya que cuenta con el 76% de la producción de forrajes, que son 36.666 Tm. Al acto de inauguración de este Congreso, asistió el Ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quien destacó el futuro prometedor del sector de la alfalfa deshidratada española, donde un 70% se exporta, y el buen encaje que puede tener el cultivo de la alfalfa en la PAC 201/2020. Joaquín Capistros, Director de AFEFA, la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada en la que está integrada nuestra Cooperativa, comentó al respecto, que el nivel de las ponencias ha satisfecho a los 160 congresistas llegados de 15 países, tanto por su nivel, como por la notoriedad de los oradores, venidos desde China, Estados Unidos, Canada, Emiratos Árabes, Argentina y países Europeos; también ha destacado que la afluencia de muchos expertos internacionales han sentado las bases para celebrar en 2015 en Dubai, el que sería el 1º Congreso Internacional del sector. Por celebrarse en España, AEFA ha sido la organizadora de este evento, que ha tratado de poner en valor el cultivo de la alfalfa en relación con el medio ambiente y el futuro de la industria, afectado en positivo por la globalización y apertura de mercados internacionales.

Servicio de tratamientos fitosanitarios

Servicio de tratamientos fitosanitarios

Se retoma el servicio de tratamiento fitosanitario para los socios de la Cooperativa mediante equipos especializados. Gracias a un acuerdo con las empresas Garcia Les, s.l. y Agrogisa nuestros agricultores pueden contar con maquinaria de alta tecnología que incorpora todos los avances del mercado a la hora de realizar tratamientos en sus fincas con el fin de cumplir con los requisitos exigidos por la nueva normativa de Uso Sostenible de fitosanitarios y contando con las máximas garantías de calidad y seguridad con tarifas asequibles. El servicio ha empezado a realizarse durante este verano con un unimog, y en breve contaremos con dos máquinas de este tipo, además de un vehículo tipo “zancudo ” de alto rendimiento y un vehículo tractor, con los que poder realizar todo tipo de trabajos adaptados a las necesidades de cada finca y cultivo. La iniciativa ha tenido una buena acogida por parte de nuestros socios, puesto que el servicio de tratamientos fitosanitarios es imprescindible para el campo. Nuestra entidad amplia de este modo la gama de servicios para los socios, facilitando que los agricultores consigan un ahorro en tiempo a la hora de buscar la maquinaria apropiada que realice el trabajo correctamente, además de constituir un servicio de calidad que cuenta con la confianza de ser de la Cooperativa.

joaquin_capistros

Joaquín Capistros, Director gerente de AEFA “La alfalfa puede ser más rentable que el maíz”

¿Qué diferencia en los mercados la venta de alfalfa deshidratada de la tradicional?

Una serie de aspectos, no solo nutricionales, sino que hay que sumar, la homogeneidad, que además le da estabilidad y conservación a largo plazo; la mayor densidad de la paca que hace que un contenedor lleve 24 Tm en vez de 17 Tm; y el haber pasado por un proceso industrial, que da mayores garantías de trazabilidad y seguridad alimentaria.

¿Por qué es mejor? ¿Qué cualidades tiene la alfalfa deshidratada?

Además de las mencionadas, es una materia prima que se recoge con humedad de campo entorno al 30%, se deja en industria al 12-14% y se fabrican partidas homogéneas. Esto no puede hacerse en la alfalfa en rama, por lo que el resultado final para el ganadero, es una mayor calidad y rendimiento en su ganado.

En Cooperativa Virgen de la Oliva este producto ha adquirido un importante peso, siendo la alfalfa deshidratada uno de los mayores cultivos en cuanto a producción, con cifras que en esta campaña pueden estar entorno a una producción de 40.000 Tm.

¿Qué ofrece nuestro país para ser el objetivo en cuanto a producción de los países árabes?

El disponer de una alfalfa industrializada que casi ningún país del mundo dispone, que le permite al comprador además de las citadas de calidad, un suministro regularizado, y todo ello favorecido por una muy buena capacidad logística (autopistas, contenedores, navieras etc); lo que ha hecho que seamos en la actualidad el 2º exportador mundial tras EE.UU.

¿Qué posición ocupa España dentro del sector de la alfalfa?

En 1994, adelantamos en producción a Francia y desde entonces somos el número 1 en producción europea, duplicando a los franceses. Desde el prisma de la exportación, somos el 2º a nivel mundial con 1.122.000 Tm en 2012.

¿Y la Comarca de Cinco Villas?

Las Cinco Villas es, con ventaja, la Comarca de España con mayor producción de alfalfa deshidratada, con cerca de 250.000 Tm, lo que representa aproximadamente el 30% de la producción de Aragón, y cuenta con 7 industrias deshidratadoras. En la propia Cooperativa Virgen de la Oliva este producto ha adquirido un importante peso, siendo la alfalfa deshidratada uno de los mayores cultivos en cuanto a producción, con cifras que en esta campaña pueden estar entorno a una producción de 40.000 Tm.

¿Qué ideas propone para sacar el máximo partido de este cultivo?

La primera, como para todos los cultivos, es tratar de hacer lo mejor posible todas las labores agrícolas y luego se debería investigar en nuevas variedades, ya que desde hace décadas casi todo en España procede del ecotipo Aragón, mientras que en los países de mayor producción como EE.UU. y Argentina, investigan mucho; siembran numerosas variedades y consiguen alfalfa de mayor rendimiento en kilos y en proteína. Si ponemos el ejemplo comparativo con el maíz, hace 25 años una buena alfalfa producía 15.000 kg/ha y un buen maíz 9.000 kg/ha; en la actualidad la alfalfa sigue con igual rendimiento y el maíz puede superar los 15.000 kg/ha.

Hace 25 años una buena alfalfa producía 15.000 kg/ha y un buen maíz 9.000 kg/ha; en la actualidad la alfalfa sigue con igual rendimiento y el maíz puede superar los 15.000 kg/ha

¿Por qué es rentable para el agricultor el cultivo de la alfalfa deshidratada?

La primera razón es que debe ser rentable por el precio. Pero a ello hay que sumarle que se hace un contrato a inicio de campaña con precio fijado; en 5 años no tienes que mover la tierra, no tiene casi riesgos climáticos y además mejora la estructura y enriquece la tierra; en resumen, que si conseguimos que sea tan rentable ahora como lo es el maíz, nos aportará en la rotación una serie de ventajas que no disponen otros cultivos extensivos.

¿Por qué es un cultivo tan extendido en Cinco Villas?

Primero porque compite en rentabilidad con el maíz y en segundo lugar se adapta muy bien al ph básico de la tierra. Además, el agricultor la conoce desde hace muchas décadas y es el cultivo idóneo en las rotaciones.

Además de ser rentable es también sostenible y contribuye a la mejora del medio ambiente, ¿cierto?

Con las demandas medioambientales de la sociedad de hoy día, solo este aspecto debería ser razón suficiente como para mantenerla siempre en la rotación. Ningún otro cultivo extensivo tiene las ventajas con las que cuenta éste, como que disminuye la erosión de la tierra; no contamina aguas subterráneas por no necesitar nitratos; fija casi 9000 kg de CO2/ha/año entre suelo, raíces y parte aérea; contribuye a la biodiversidad, sirve en el Valle del Ebro de cobijo, cría y alimento para 117 especies de aves y Mantiene el paisaje siempre verde.

En cuanto a la PAC, ¿qué modificaciones se prevén para este cultivo en la nueva reforma y en qué medida afectan al agricultor?

En el sector estamos convencidos que los tres objetivos que fija la nueva PAC, los cumplimos: producción de alimentos viables; gestión sostenible de los recursos naturales y la acción del clima, además de contribuir a un desarrollo territorial equilibrado. En este sentido, se está trabajando en dos líneas: una, que sea suficiente este cultivo para justificar el cobro del greening en la nueva PAC, y otra, que la alfalfa entre a formar parte del apoyo de ayudas acopladas que cobraría el agricultor por las razones indicadas. De conseguir estos objetivos, a buen seguro será un importante acicate para el impulso a una mayor implantación de la alfalfa.

¿Qué pide la demanda del mercado en cuanto a calidad?

Depende de a qué tipo de ganadería vaya destinado el producto. Las ganaderías de producción de leche (vaca, oveja, cabra), tanto aquí como en países a los que exportamos, como Arabia Saudita, demandan una alfalfa de la máxima calidad, verde, sin hierba y con proteína entorno al 18%, entre otros requisitos. Otro tipo de ganaderías, como la dedicada a la oveja de mantenimiento o en el caso de la demanda desde Emiratos Árabes Unidos, donde mucha se destina a la alimentación de camellos, no se es tan exigente, ni en la proteína, ni en la presencia de un bajo porcentaje de otras hierbas.

¿Hacia qué futuro se encamina este cultivo? Estamos convencidos que el sector presenta un futuro favorable, por varias razones; una de ellas es que contamos con numerosas ventajas en el sector español como clima, agua, suelo, cultura, industria, logística; todas ellas son muy beneficiosas para el desarrollo del cultivo y es muy difícil encontrarlas en otros países en su conjunto. Se suma una demanda que cada año no deja stock, básicamente para una exportación que cada vez pide más en la zona de Oriente Medio, y a la que se puede sumar en un corto plazo de tiempo China como potencial cliente. Es razonable pensar que si sabemos producir (cosa que sí) y hay demanda para vender todo cada campaña, el futuro está garantizado; si bien será como siempre a un precio u otro, dependiendo del mercado, ya que vamos a remolque de los precios de las materias primas agrarias a nivel mundial. Pero siguiendo por una línea que apuesta por una gran producción y ésta es de calidad el porvenir está asegurado.

 


Perfil de Joaquin Capistros

JOAQUIN_CAPISTROS_AEFA

JOAQUIN_CAPISTROS_AEFA

Joaquin Capistros dirige AEFA, la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada, producto del cual comenta que es altamente rentable y que aún puede dar mucho más de sí, comparándolo con la producción de maíz; señala Capistros que destaca por su sostenibilidad y contribución al medio ambiente, además de contar con un sencillo manejo, mejorar la estructura de la tierra y enriquecerla, siendo un cultivo idóneo para las rotaciones. Ningún otro cultivo extensivo tiene las ventajas con las que cuenta éste, comenta este ingeniero agrónomo oscense, quien acumula una amplísima trayectoria que le avala como uno de los mejores conocedores de la alfalfa deshidratada en nuestro país, destacando que España es una importante potencia productora a nivel mundial.

Aragón es la segunda Comunidad Autónoma en producción de maíz

Situación y perspectivas del sector del maíz en Aragón

[EL MANTENIMIENTO DE LA COYUNTURA DE PRECIOS FAVORECE SU EXPANSIÓN]

Jesús Nogués. Director General de Producción Agraria. Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón

 

Alternativa intensiva de elevadas producciones en esta Comunidad Autónoma, el maíz muestra una elevada rentabilidad en sistemas de regadío presurizados y con unos niveles de radiación solar e integral térmica elevados, con producciones medias de 12 toneladas/hectárea de grano. Los avances en biotecnología que viene aplicándose en este cultivo, que aportan soluciones tanto a plagas como a la presencia de malas hierbas.

 

Coyuntura del cultivo 

En la compleja situación financiera en la que nos hallamos inmersos, el sector agrario se está comportando de manera más sólida que el resto de sectores que conforman el tejido productivo. No se trata únicamente de una percepción retórica, sino que así lo atestiguan las cifras objetivas procedentes del cálculo anual de las macromagnitudes agrarias.

Así, en Aragón, el beneficio neto de las explotaciones, en términos estadísticos de “renta agraria”, experimentó un incremento de un 5,6% en la campaña 2011 respecto de la 2010 y, en la última campaña 2012, y pese a la importante sequía sufrida que afectó tanto al secano como al regadío, dicha cifra volvió a incrementarse en un 2,4%.

Históricamente, en ciclos de crisis económica profunda como en el que nos hallamos, se ha producido una revalorización de las materias primas más básicas para la sociedad, como es el caso de los alimentos, debido a que son productos de primera necesidad, con demanda básicamente inelástica y, por tanto, ligados a una economía real con menor riesgo para cualquier tipo de inversiones.

En adición a lo anterior, no debe olvidarse que nos hallamos inmersos en lo que la FAO ha venido en denominar el “desafío alimentario”, ligado al escenario actual en el que significativos estratos de población de regiones altamente pobladas han ido incrementando su nivel de riqueza y, consecuentemente, modificando sus hábitos alimentarios hacia una dieta más “occidental”, conduciendo a una mayor demanda global de materias primas alimentarias.

En definitiva y desde el año 2007, con fluctuaciones importantes, nos hallamos en una dinámica de precios elevados de los cereales, que resultan en una reorientación de las producciones de los agricultores hacia esa demanda creciente del mercado. Obviamente, el cultivo del maíz, en cuanto a que se trata en nuestras condiciones de una alternativa intensiva de elevadas producciones, se está viendo influido significativamente por el referido escenario.

 

Algunas cuestiones ligadas a la producción en Aragón

A nivel de España, Aragón es la segunda Comunidad Autónoma en producción de maíz, alcanzando el 21% de toda la producción estatal. En el año 2011 se sembraron 71.300 hectáreas, mientras que en 2012, y debido a los problemas de dotación hídrica de nuestros grandes sistemas de regadío afectados por la sequía, dicha cifra se redujo hasta las 60.750 hectáreas.

En definitiva, se trata de un cultivo muy significativo y con buena proyección futura en esta Comunidad Autónoma, dado que muestra una elevada rentabilidad en sistemas de regadío presurizados y con unos niveles de radiación solar e integral térmica elevados, con producciones medias de 12 toneladas/hectárea de grano.

En adición, es un cultivo que se adapta bien, en nuestras condiciones, a la dinámica de dobles cosechas, siendo ésta una práctica cada vez más común. A modo de ejemplo, en el pasado año 2012 y pese a las restricciones hídricas, la buena gestión que se hizo del agua disponible por las Comunidades Generales de Regantes, permitió que de las 60.750 hectáreas de cultivo, 5.380 lo fueran en segunda cosecha.

Indicar, finalmente, que si bien la tecnología de riego aspersión es la más extendida en este cultivo, siendo que supone una elevada eficiencia tanto hídrica como de uso de fertilizantes, en los últimos años se está empezando a evaluar sobre el terreno el riego por goteo, tanto en superficie como enterrado, que mejoraría la ya buena situación actual en cuanto eficiencia en el uso del agua y de fertilizantes así como la rentabilidad para el agricultor generando, además, una menor afección ambiental de este agrosistema intensivo.

También deben destacarse en ese mismo sentido, los avances en biotecnología que viene aplicándose en este cultivo, que aportan soluciones tanto a plagas como a la presencia de malas hierbas.

 

Transformación y generación de valor añadido

Además de la producción es fundamental, en términos de vertebración territorial y de fijación de valor añadido sobre el territorio, la transformación de la producción. En Aragón, el 60% de la Producción Final Agraria procede de la ganadería, siendo sus principales sectores el porcino, con 9,9 millones de cabezas en la pasada campaña, seguido por el bovino de cebo, pollos cebados y gallinas ponedoras. Este potente sector ganadero, en gran medida, condiciona el destino de la producción del cereal en general y del maíz en particular.

Según un estudio elaborado por el Servicio de Planificación y Análisis de esta Administración, en la campaña 2008 con solo 58.400 hectáreas sembradas, Aragón solo produjo el 50% de sus necesidades anuales de maíz. Así, a la producción endógena en esa anualidad, 571.000 toneladas, hubo que añadir otras 575.000 toneladas provenientes de fuera de Aragón. De todo ese volumen, el 64% tuvo como destino la producción de piensos, el 28% a la de amiláceos y el 8% restante a autoconsumo de algunas explotaciones.

En la última campaña, 2012, y considerando únicamente la facturación bruta con precios a la salida de las explotaciones en términos de Producción Final Agraria, este cultivo generó 180 millones de euros en la Comunidad Autónoma, representando el 34% sobre la producción total de cereales. Debe además indicarse que este cultivo de altas producciones en regadío, interacciona de manera muy directa con el otro gran cultivo extensivo del valle medio del Ebro, como es la alfalfa, con una extensión de más de 100.000 hectáreas, una facturación bruta de 203 millones de euros y de clara orientación exportadora.

En definitiva y tal y como atestiguan las cifras descritas, el maíz es ya un cultivo tradicional en los regadíos aragoneses, con una amplia posibilidad de expansión si la coyuntura de precio de los mercados internacionales de cereal se mantiene y no se producen incrementos excesivos en los precios de los insumos requeridos.

 

Para más información sobre este artículo vea la Revista N12

Técnicos de la Cooperativa asisten a “Les Culturales”, una de las ferias más importantes del sector agrícola en Francia

Conocer las últimas técnicas en los cultivos de cereal de invierno, analizar la eficiencia de los medios de producción y estudiar los sistemas más innovadores, en el control de malas hierbas y enfermedades, así como testar las nuevas variedades y técnicas de fertilización, son los objetivos en los que se ha centrado “Les Culturales”; se trata de una feria bienal dedicada a promover los intercambios entre productores y técnicos de los institutos, empresas dedicadas al desarrollo agrícola, distribución y agro-alimentación a nivel europeo. José Luís Caudevilla, ingeniero agrícola de Cooperativa Virgen de la Oliva, ha asistido al evento junto con un grupo de técnicos de diversas cooperativas españolas en un viaje patrocinado por Bayer. Además de intercambiar experiencias e innovaciones en el sector de los cereales de invierno, Caudevilla ha destacado las soluciones de mejora de la eficiencia técnica y económica de los insumos que se han visto en los campos de ensayo observados dentro de la misma feria, así como los nuevos modos de ahorro de energia. Desde hace más de 20 años, “Les Culturales” ha permitido a los productores enriquecer sus conocimientos acerca de la producción y procesamiento de cultivos a gran escala, así como encontrar soluciones operativas, técnicas y económicas para sus explotaciones. La cita de este año ha tenido lugar en Boutervilliers, al sudoeste de París, los días 5 y 6 de junio de 2013.

Antonio_Catón_Vázquez

Antonio Catón Vázquez, Director de Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agro-alimentarias: “Produce calidad y deja a otro profesional que lo venda”

¿En qué debemos fijarnos a la hora de decidir qué cultivar?

Nos guiamos por aspectos tan frágiles a la hora de sembrar cereal como averiguar qué hace el vecino, y si después de muchas consultas vemos que todos los consultados ponen maíz, nosotros también pondremos maíz, porque tal vez ha sido un buen año y se ha pagado a buen precio. Pero si todos hacemos lo mismo habrá más producto y su precio será más bajo al año siguiente. La mejor apuesta a la hora de escoger qué cultivar debe basarse en averiguar cuáles son las necesidades de consumo, en lugar de intentar saber cómo funciona el mercado. Si nos movemos sólo en base a la experiencia del año anterior podemos equivocarnos mucho, ya que debemos analizar algo mucho más amplio y hacer un estudio completo de porqué se ha comportado el mercado de una determinada manera y que puede cambiar totalmente de una campaña a otra.

¿Por qué insistimos en vender nosotros mismos?

Es una tradición de toda la vida. Antaño, las transacciones incluso se realizaban en los bares, donde acudían los comerciales y los agricultores para negociar. La venta implica un valor que incluso puede ser emocional, porque el productor ha realizado un gran proceso y al final quiere controlar también el último paso, para darle el mayor valor a algo a lo que le ha dedicado tiempo, esfuerzo y dinero. Pero las cosas han cambiado mucho y hoy debemos conocer perfectamente cómo funciona el mercado. El máximo margen de venta me lo va a ganar el mercado, por eso debe hacerlo un profesional. Así que la mejor opción para ello es dejar que cada uno haga su trabajo.

¿Dónde están esos profesionales?

En las cooperativas, donde hay profesionales muy preparados para negociar en los mercados y pueden ejercer la fuerza del grupo. Los argumentos del agricultor para ir por cuenta libre son que la cooperativa no lo hace bien (juicio peligroso si no se sabe realmente cómo funciona ese mercado hoy en día), que yo podría vender mejor, o que a mí me pagan mejor directamente que mediante la cooperativa. Cuidado con esa acción, porque de este modo voy en contra de los intereses de todos y me engaño a mí mismo, ya que el comprador puede tentarme con un precio gancho con el que atraer a otros agricultores y de este modo la cooperativa no tenga tanta fuerza, con lo que al final perdemos todos.

Las cooperativas realizan muy bien su trabajo y es donde todos se fijan porque es donde más volumen se comercializa; pero si los compradores deciden tentar a los agricultores con precios “chollo” que no lo son es cuando ponemos en tela de juicio su labor.

Realmente, ¿cómo certifica el agricultor que le van a pagar mejor si va por su cuenta?

Esa es una cuestión importante. Cuando se pacta por libre un precio no valoramos que el proveedor nos va a pagar a 3 o 6 meses cuando la cooperativa me lo abona en varias semanas. Además, el comprador pueden aplicarme descuentos en el pago por suciedad, humedad, transporte, etc, que no se contemplan en ese precio fijado, con lo que hay que tenerlo presente a la hora de analizar si realmente hemos hecho una negociación tan provechosa.

¿Por qué es entonces tan típica esta situación?

Las cooperativas realizan muy bien su trabajo y es donde todos se fijan porque es donde más volumen se comercializa; pero si los compradores deciden tentar a los agricultores con precios “chollo” que no lo son es cuando ponemos en tela de juicio su labor. Ese doble juego lo hacen los compradores para dividir y conseguir mejores precios de compra y menor presión. Así que cuidado con lo barato porque sale caro.

¿Cómo podemos saber el precio de nuestro producto?

Lo mejor es siempre confiar en los profesionales de la venta, ya que manejan perfectamente los movimientos de compra- venta, que son complicados puesto que no son ni todos los precios pico ni todos los precios base, y se marcan en dólares, moneda que fluctúa muchísimo con respecto al euro. No es fácil poder definir cuál es el precio del mercado, puesto que el precio del cereal que se facilita en los medios no es el precio al que se vende en aquel momento, sino la referencia que se ha seguido en el mercado y un indicador bursátil. Hay que tener cuidado con esto porque los productores acostumbran a pensar que ese es el precio al cual conseguirán vender ellos por libre a un tercero o que eso será lo que les tendrá que pagar el comprador, y no es así.

¿Qué cambios debe realizar el campo para ser más competitivo?

Hoy contamos con herramientas, maquinaria y fertilizantes de los que no disponían los agricultores hace 100 años y hay que aprovecharse de esta gran ventaja. Además, los sistemas de trabajo se han modernizado y es posible ser altamente profesional, pensando que dirigimos un negocio como cualquier otro. Los productores deben dedicarse a lo que mejor saben hacer, que es producir, y permitir que sean los comerciales quienes comercien, los transportistas quienes lleven sus cosechas y los técnicos quienes controlen sus campos. Pero si en lugar de eso intentamos hacerlo todo nosotros mismos con pocos medios no obtendremos calidad en el resultado final ni tampoco seremos competitivos en un mercado muy exigente. Sino, está diluyendo la comercialización y perdiendo oportunidades por no administrar las tareas y delegar oportunamente. Lo que necesita el campo es que el agricultor cuide el campo, evite la erosión con buenas prácticas, se interese por nuevas técnicas de cultivo, utilice las variedades que dan más rendimiento y apoye a la investigación.

¿Cómo podemos mejorar la calidad del producto?

Lo que tenemos que hacer es aplicar buenos sistemas y mimar toda la producción, usando semilla certificada, que es la garantía de lo que vamos a vender. A menudo decidimos pagar menos por una semilla que no cuenta con esa garantía y pagamos las consecuencias, ya que pensamos que va a dar unos beneficios que no acaban resultando porque tal vez haya pasado mucho tiempo en un almacén y sus cualidades se han deteriorado, al ser un producto perecedero.

El campo debe basarse totalmente en la investigación porque es la clave para incrementar el rendimiento en las cosechas y optimizar los recursos, y la investigación hay que pagarla. A menudo no nos damos cuenta de lo que perdemos por no invertir más en avances.

Hablamos de sostenibilidad y de I+D+i. ¿Hasta qué punto es necesaria en el campo?

El campo debe basarse totalmente en la investigación porque es la clave para incrementar el rendimiento en las cosechas y optimizar los recursos, y la investigación hay que pagarla. A menudo no nos damos cuenta de lo que perdemos por no invertir más en avances. Es importante recibir ayuda de la PAC, pero no debe de ser el único foco de atención, puesto que podemos estar descuidando otros aspectos tanto o más interesantes que nos pueden hacer perder muchísimo más dinero sin percatarnos de ello. Debemos prestar atención a la renta que recibimos vía PAC pero también al beneficio que obtendremos a través de los mercados, que será mejor cuando mejor sea la calidad de nuestro producto. Aplicar las últimas tecnologías en investigación, desarrollo y mejora genética. Esas deben ser las claves para una agricultura próspera.


Perfil de Antonio Catón Vázquez

Antonio_Catón_Vázquez

Antonio_Catón_Vázquez

Zapatero a tus zapatos. Esta sería la moraleja fundamental del discurso de Antonio Catón, uno de los ponentes más esperados de las Jornadas Rentabilidad y Futuro dedicados al maíz que tuvo lugar en Ejea de los Caballeros a principios de junio. Es necesario apostar por la innovación en el campo y cultivar semilla certificada, puesto que es la garantía de calidad que demanda el mercado. Catón es director de Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agro- Alimentarias de España y conoce muy de cerca la realidad del mundo cooperativo, que defiende como valor esencial en un mercado competitivo cuya estrategia es dividir a los agricultores para reducir precisamente la fuerza de las sociedades agrarias a la hora de comercializar. Ingeniero agrónomo y apasionado del campo, Catón insiste en que si en lugar de que los productores intentasen vender cada uno por su cuenta, todos se uniesen con una sola voz o representante, ganarían más ventajas a nivel particular, al ser un grupo más grande y con más capacidad de presión. Cuando un productor intenta vender por su cuenta se hace la competencia él solo, ya que pierde el poder de negociación que tendría con el grupo.