Eduardo Bericat, ingeniero técnico de Cooperativa Virgen de la Oliva: “Los técnicos de la Cooperativa estamos para ofrecer un servicio inmediato y eficaz para el socio”

Nuestro principal valor es la confianza, pero hay que cuidarla día a día para que pueda hacerse fuerte. La red de ensayos y controles que realizamos son cruciales para ver el cultivo en el terreno y poder contrastar cómo actúa ante los diferentes factores que pueden afectarle. Con ellos podemos aconsejar mejor al socio sobre cómo proteger sus cultivos o que variedades elegir incrementando así sus producciones.


 

El trabajo técnico de la Cooperativa se divide para dos técnicos. ¿Cómo se organizan?

Lógicamente existen trabajos comunes, como por ejemplo el asesoramiento a explotaciones ó las funciones de técnico de Atrias, evaluando los índices de plagas en los cultivos de la zona. Por eso el trabajo que desarrollamos tanto José Luís como yo no difiere en muchos aspectos. No obstante, existen secciones en las que para evitar duplicidad en el trabajo nos dedicamos íntegramente; en mi caso la certificación de semilla, la gestión de la OPFH (siglas de la Organización de Productores de Frutas y Hortalizas), o el control de auditorias de Producción Integrada corren exclusivamente por mi cuenta.

¿Qué tipo de consultas son las más frecuentes?

Todas aquellas que conllevan el asesoramiento técnico para el correcto desarrollo de los cultivos; es decir, sistemas de laboreo, planes de abonado, variedades de siembra, control de malas hierbas, plagas y enfermedades ó planes de riego.

¿Qué cultivo caracteriza a los campos de Ejea?

No cabe duda que Ejea de los Caballeros es una gran zona cerealista; en ella podemos cifrar una media anual estimada de entono a 15.000 hectáreas (has) destinadas al cultivo de cereales de invierno (mayoritariamente cebada, trigo blando y trigo duro) y otras 4.000 has destinadas a cereales de verano, como el maíz.

Además de cereal, ¿qué más encontramos?

Ejea de los Caballeros cuenta con una amplia superficie destinada a los cultivos forrajeros, de entre los que destaca el cultivo de la alfalfa debido a la alta calidad de los forrajes obtenidos y cuya superficie media quedaría cifrada en unas 4.500 has; en cuanto a otras gramíneas forrajeras como festuca estaríamos en una superficie media de 2.500 has, mientras que para ray grass nos movemos entorno a 500 has. Otro cultivo de gran importancia para el municipio es el arroz, del que con una superficie media de 3.000 has se consigue un producto de gran calidad gracias a las condiciones metereológicas y a las variedades utilizadas.

“Los ensayos son garantía de futuro para el socio. Gracias a ellos disponemos de datos útiles y fiables en cuanto a rendimientos productivos en nuestra zona de variedades y podemos aconsejarle mejor”

¿Por qué las hortalizas tienen poca representación?

Ejea de los Caballeros siempre será reconocido como una rica zona para cultivos hortícolas, como el pimiento, el tomate o el puerro. Actualmente el difícil momento que atraviesa el sector de las hortalizas ha hecho que la superficie destinada a cultivos hortícolas se vea reducida año tras año, hasta el punto que en la campaña 2011 el municipio ha contado con 118 has de tomate y entorno a 500 has repartidas entre puerro, pimiento, guisantes, brócoli o calabacín. Como técnico, también ofrece un servicio de consultoría a menudo.

¿De dónde nace la confianza que le otorga el socio?

La confianza es como una planta; nace y crece día a día si está bien cuidada. Cuando el agricultor tiene un problema o alguna duda confía en nosotros; cuando dicho problema se ve resuelto es muy gratificante por ambas partes. Pero para eso estamos, para ofrecer un servicio inmediato y eficaz. Esa es la misión de los técnicos de la Cooperativa.

“Lo importante es diversificar cultivos dentro de la explotación, para no apostarlo todo a una sola carta”

¿Qué importancia y finalidad tienen los ensayos?

Los ensayos son garantía de futuro para el socio. Gracias a ellos disponemos de datos útiles y fiables en nuestra zona en cuanto a rendimientos ó control de plagas, de forma que podemos aconsejarle lo mejor posible. Entonces los ensayos son un elemento clave para la Cooperativa… En efecto. Este año hemos realizado ensayos de herbicidas en cereales de invierno, ensayos de variedades de cebada, trigo blando, trigo duro, girasol, maíz, ensayos para el control de malas hierbas en puerro, ensayos en control de plagas como la helicoverpa o la tuta. Los cultivos almacenados en la Cooperativa siguen un estricto control de calidad.

¿En qué consiste ese control y con qué finalidad se efectúa?

La calidad de los productos obtenidos empieza en el campo, donde el asesoramiento técnico juega un importante papel ya que existen variables como el correcto uso de los productos fitosanitarios, una adecuada fertilización, o el uso de determinadas técnicas de cultivo que pueden hacer variar los resultados. La Cooperativa cuenta con un gran número de socios que han elegido para sus explotaciones el sistema de Producción Integrada, un sistema de calidad que, con el apoyo del técnico del Atria (agrupaciones para tratamientos integrados), garantiza adaptar al máximo y en el momento preciso los tratamientos fitosanitarios así como los fertilizantes; a posteriori el sistema productivo pasa por una auditoria anual que avala que tanto el sistema productivo como el producto final es de gran calidad.

¿Qué otros parámetros se valoran?

En el proceso de recepción de la mercancía se valoran distintos parámetros de calidad exigibles a cada tipo de producto (proteína, vitrosidad, peso específico, etc), de forma que se consigue valorar la mercancía y adaptar las ventas según su destino y precio. Con esto se puede decir que las ventas se realizan de acuerdo a las mejores condiciones económicas posibles en función de la situación del mercado.

¿Qué factores influyen en la decisión de apostar por un cultivo y no otro?

La previsión económica y la previsión climatológica. Pero son varemos difíciles de prever. Por un lado, la situación actual en el campo es muy inestable para el agricultor, ya que la fluctuación de precios en el mercado se traduce en que un cultivo que puede ser económicamente muy rentable un año no lo sea en absoluto al año siguiente; por otro lado, un sector tan directamente influenciado por la climatología hace que no existan dos campañas iguales en cuanto a rentabilidad. Por ello lo importante es diversificar cultivos dentro de la explotación, para no apostarlo todo a una sola carta.

“La mejora en el sistema de riego es un punto primordial para conseguir producir al máximo y optimizar los recursos”

¿Qué es lo que necesita el agricultor para producir más?

Si me permites, tal vez deberíamos reformular la pregunta, que sería más o menos, “¿Como producir el máximo optimizando los recursos de los que disponemos?”. Desde mi punto de vista en el campo de Ejea la mejora en el sistema de riego es un punto primordial para conseguir este objetivo; no cabe duda de que las zonas que han sido transformadas a riegos a presión han demostrado mayores rendimientos, a la par que abre las puertas a distintas rotaciones de cultivos para intentar realizar segundas cosechas. Además, como es lógico, existen también una serie de factores agronómicos que influyen en la producción, como adaptar el plan de abonado, confrontándolo con analíticas de suelo; la elección de variedades con altas producciones y adaptadas a nuestra zona ó utilizar el sistema de laboreo adecuado a nuestra explotación.

 


Perfil de Eduardo Bericat

eduardo_bericat

eduardo_bericat

Eduardo Bericat Cortés es uno de los dos técnicos agrícolas con los que cuenta la Cooperativa Virgen de la Oliva, en Ejea de los Caballeros. Con 34 años y natural de la villa, trabaja junto a su compañero José Luís en la siempre difícil tarea de saber asesorar a los socios para que puedan obtener la mayor rentabilidad de sus cosechas. Mientras realizamos una visita a las instalaciones de selección de semilla de la Cooperativa, Eduardo comenta cuáles son los procesos por los que pasa el grano, desde que se recibe en la Cooperativa hasta que se almacena ya seleccionado. Comenta que Ejea de los Caballeros es una gran zona cerealista a la que se dedican casi 20.000 has entre cereal de invierno y verano. Los forrajes y el arroz ocupan un porcentaje importante mientras que las hortalizas cuentan con una menor representación. La jornada termina con unas cuantas fotos en la nave 3 de la Cooperativa, donde se almacena el grano una vez transformado ya en semilla y listo para ser sembrado por el socio.