José Luís Conde Arjol, Vicepresidente de Cooperativa Virgen de la Oliva “El recrecimiento del Yesa es urgente. El campo necesita agua ya”

La agricultura es una profesión apasionante y posiblemente acabe ofreciendo más satisfacciones que otras profesiones más monótonas. Eso es algo que la juventud debe tener en cuenta a la hora de escoger su futuro. Pedimos a los nuevos gobiernos que luchen por las ayudas para el campo desde la Unión Europea y que agilice el recrecimiento de Yesa. Sin agua y sin ayudas el campo dejará de ser próspero y de ello dependen muchas familias. Trabajamos para que pueda contemplarse el arroz como cultivo específico. Además, estamos obteniendo una alta rentabilidad y contribuimos al mantenimiento de la economía local y del equilibrio en la fauna del territorio, sobretodo en Cinco Villas y Monegros.


 

¿Cómo vive Cinco Villas el relevo generacional del campo?

Uno de mis hijos seguirá mi dedicación al campo, así que en mi caso se cumple. Pero en general es algo atípico y el campo se encuentra con el gran problema de que no tiene continuidad en las generaciones jóvenes. La juventud no ve la agricultura como una profesión con prestigio, como sucedía años atrás, puesto que es muy sacrificada, y se acaban dedicando a otros sectores. Aunque la agricultura es una profesión apasionante y quien se dedica a ella lo hace ya desde jovencito porque es totalmente vocacional y posiblemente acabe ofreciendo más satisfacciones que otras profesiones más monótonas. Esto es algo que deberían tener en cuenta los jóvenes al escoger su futuro, dejándose guiar por lo que realmente quieren hacer y cuál es su vocación.

¿Qué diferencia el arroz de Cinco Villas?

Es un producto que nace a partir de aguas muy limpias que vienen del Pirineo y que vienen de la nieve. El clima es duro por el cierzo, pero para la granación de los cereales es perfecta y su calidad de vitrosidad es muy alta; no tiene tanto almidón como en el sur de España o en el Delta. Todos estos factores hacen que la calidad que producimos aquí a partir de la variedad Guadamar sea reconocida y cuente con un prestigio notable en el mercado. Es una variedad de arroz semilargo que se adapta muy bien a nuestra tierra y que ofrece muy buen rendimiento en molino. Además, no se pega tanto como un redondo y absorbe mejor los sabores que un largo. El arroz que produce la Cooperativa se comercializa a través de Arrocera del Pirineo, que realiza ensayos continuamente para estudiar la mejor adaptación del producto a la tierra.

¿Por qué el arroz necesita subvención?

La normativa europea es mucho más estricta que la que puede haber en cualquier otra parte del mundo. El sudeste asiático, el norte de áfrica o sudamérica no tienen ningún problema por añadir cualquier tipo de producto a la planta, al agua o a la tierra. Afortunadamente, En Europa no podemos echar cualquier cosa al campo y nos ceñimos a normativas rigurosas en pro de la calidad alimentaria y del medio ambiente, y eso tiene un precio también en rendimientos. Pero luego jugamos en desventaja porque esos competidores menos rigurosos aparecen en nuestros mercados y compiten con nosotros, obligándonos a rebajar precios. El mercado europeo es restrictivo con lo que produce pero permisivo con lo que importa.

Entonces, ¿qué debemos tener presente para consumir calidad?

Que los productos con los que llenemos la cesta de la compra hayan sido producidos en la unión europea, especialmente en España, donde se indican todos los procesos en los controles en trazabilidad y no se hace nada que dañe al medio ambiente. Eso es suficiente garantía de salud y de respeto hacia el entorno.

En la PAC, ¿cuáles son los principales puntos en los que batalla el arroz?

A partir de este año desaparece la ayuda que tenía el arroz como cultivo específico y se incluirá en el pago único. La agroambiental en principio acababa este año pero hemos conseguido a través de la DGA que se prorrogue dos años más. A través de la sectorial, en Madrid, esperamos que pueda contemplarse como cultivo específico. Lo pedimos porque cumple una función social y medioambiental en Europa pero insistimos en España, ya que se produce en zonas complicadas y pobres, que no pueden utilizarse para poco más que para este fin, y de no ser por el arroz seguramente no se cultivaría nada. Además, estamos obteniendo una alta rentabilidad y contribuimos al mantenimiento de la economía local y del equilibrio en la fauna del territorio, sobretodo en Cinco Villas y Monegros. Así que estamos luchando para que se pueda contemplar como cultivo específico, teniendo un trato preferencial por cumplir estos importantes requisitos. Italia también apuesta por este cultivo, ya que cuenta con el doble de extensión agrícola dedicada al arroz. Y junto con los países mediterráneos esperamos conseguir un propósito común para este cultivo.

“Es vital que el gobierno acelere los trámites para que el agua llegue al campo, porque dependemos de este recurso para nuestra subsistencia, por lo que no tendremos futuro si no nos llega el agua”

¿Qué se pide al actual y reciente gobierno?

Dos requerimientos fundamentales: el primero es que se implique en toda ayuda por la que se pueda luchar, especialmente en las que puedan obtenerse de la Política Agraria Común (PAC). Hay que luchar para que por lo menos la partida presupuestaria no sea inferior, porque aun siendo la misma, perdemos todos los años entorno al 3% por la subida del IPC y con eso ya tenemos una depreciación. La segunda petición está relacionada con el agua. Es vital que el gobierno acelere los trámites para que el agua llegue al campo, porque dependemos de este recurso para nuestra subsistencia, por lo que no tendremos futuro si no nos llega el agua. El arroz es un producto que tiene la limitación del agua. Si no puede garantizarse el riego es difícil de hacer porque es exigente. No consume más que el maíz o la alfalfa, pero necesita una adaptación cada 6 o 7 días. Necesitamos urgentemente que el recrecimiento del Yesa sea una realidad para que podamos regar, podamos seguir manteniendo la agricultura y nuestras familias sigan viviendo en la tierra que hemos escogido para vivir. Así que los nuevos gobiernos deben tomar cartas en el asunto para acelerar los trámites, porque el campo necesita agua ya.

“Esperamos que pueda contemplarse el arroz como cultivo específico, ya que cumple una función social y medioambiental al producirse en zonas complicadas y pobres, donde de no ser por el arroz seguramente no se cultivaría nada”

Es entonces garantía de futuro para muchas familias…

En Cinco Villas contamos aproximadamente entre 4.000 y 5.000 hectáreas de arroz desde el año 95. El arroz supone el sustento para muchas familias que se dedican a él, ya que en tierras difíciles como las nuestras es el más rentable, porque se desarrolla bien en terrenos arcillosos de los que no puede obtenerse rendimiento para otros cultivos. Así que hay que apoyar al arroz en Cinco Villas.

¿Cuáles son los proyectos para el arroz?

Desde la Cooperativa impulsamos y apoyamos cualquier iniciativa que promocione el consumo del arroz. De este modo estamos presentes en las ferias de alimentación y en eventos gastronómicos. En Aragón vendemos bastante bien, pero fuera de la región nos encontramos con un mercado difícil porque cada cocina tiene sus marcas favoritas y es complicado hacerse un hueco, sobretodo si ese territorio también es productor de arroz.

¿Dónde está el consumidor potencial?

A nivel internacional, las ventas actuales se realizan a Turquía, Finlandia, Francia y Holanda. Siria y Libia también son consumidores pero puntuales. En cuanto a sectores de población, el arroz es un producto importante para la población que no puede consumir gluten, por lo que se abre un nuevo espacio de mercado para este público.

¿Qué tipo de marketing aplican para dar a conocer este excelente arroz?

El arroz de Arrocera del Pirineo es un producto atractivo por fuera y por dentro todavía aún es mejor, por su textura y su sabor. En cuanto a su difusión, la mejor publicidad la hacen nuestros clientes, ya que la mejor campaña se hace con el boca oreja, a partir de quien lo prueba y lo comenta con otras personas, que también acaban consumiéndolo, y eso es el mejor síntoma de que el producto es bueno.

 


Perfil de José Luís Conde Arjol

jose_luis_conde_arjol

jose_luis_conde_arjol

A sus muy bien llevados 61 años el vicepresidente de la Cooperativa, José Luis Conde Arjol, ve como su trabajo como agricultor tendrá el relevo esperado en uno de sus dos hijos, quien continúa con la empresa familiar agraria. Conde es una de las personas más representativas del sector arrocero no sólo en Ejea, donde es presidente de Arrocera del Pirineo, sino también en España por su cargo de vicepresidente del sector arrocero en Cooperativas Agroalimentarias de España. Natural de Castejón de Valdejasa, también es miembro del consejo rector de la cooperativa Cosemar y de la comisión ejecutiva de Arento. Comenta que en Cinco Villas, hasta que Yesa no esté recrecido, habrá un problema importante con el abastecimiento del agua para los campos, y de eso viven muchas familias que tienen la agricultura como medio de subsistencia. También es necesario que se contemple el cultivo como subvencionable en la próxima reforma de la PAC, ya que el arroz necesita las ayudas europeas para mantener su producción en tierras que son muy adecuadas para este cultivo pero poco productivas para cualquier otro. La necesidad del agua y las ayudas europeas son los dos requerimientos básicos que José Luís pide a los nuevos gobiernos para que Cinco Villas siga siendo una comarca próspera.