Mariano López Osanz, Presidente de Cooperativa Virgen de la Oliva: “Este oficio requiere mucho esfuerzo pero da muchas satisfacciones”

Es necesario sentir la tierra para poder dedicarle toda la atención que requiere, pero el esfuerzo merece la pena porque este es un oficio duro y en muchas ocasiones incierto pero también es muy bonito, agradecido y satisfactorio. En la Cooperativa seguimos adelante con proyectos que nos benefician a todos los socios y nos unen al mismo tiempo como sociedad. Virgen de la Oliva es un importante motor económico y cultural en las Cinco Villas, además de ser un estupendo centro de gestiones que trabaja para obtener más rentabilidad en las negociaciones y constituirse como interlocutor ante la Administración. Ese es el valor que debemos mostrar a las nuevas generaciones, para que sigan confiando en la Cooperativa, puesto que Virgen de la Oliva somos todos.


Por qué decidió ser agricultor?
Porque es lo que he visto y he vivido desde pequeño y es lo que más me gusta hacer. Esta profesión es dura e implica muchos sacrificios. No hay nada que sea fácil y hay que esforzarse cada día por ir a más, pensando en positivo. La agricultura es una profesión completamente vocacional, ya que es necesario sentir la tierra para poder dedicarle toda la atención que requiere. Pero al fin y al cabo, lo que le das a la naturaleza ella te lo acaba devolviendo.

¿Compensa esa dedicación?

Por supuesto que compensa, mi trabajo con mi pequeña empresa no solo me ha permitido salir adelante y labrar un futuro para mi familia sino que, con el tiempo, me ha traído muchas satisfacciones y alegrías al ver la respuesta y confianza que la gente ha depositado en mí a lo largo de estos años.

 “Es necesario que el recrecimiento del pantano sea una realidad, puesto que nuestros cultivos se resienten si no hay agua para regar y la necesidad del agua es urgente”

¿Cuál es su programa para la Cooperativa?

Nuestra misión es defender lo mejor posible la rentabilidad del socio, por lo que debemos ser lo más competitivos posibles tanto comprando materias primas como en la venta del producto que entrega el socio. Nuestro objetivo en último término es satisfacer las necesidades de los socios, por eso seguimos adelante con los proyectos iniciados por el equipo anterior al tiempo que proponemos otros nuevos que sobretodo pasan por aplicar la investigación, el desarrollo y la innovación al campo (I+D+i), probando nuevos cultivos o realizando variaciones sobre los ya existentes, para conseguir mayor y mejor producción. Esto debe hacerse con el rigor, trabajo, transparencia y humildad que caracteriza a la sociedad, puesto que la misión de Virgen de la Oliva es esforzarnos para conseguir objetivos comunes, que beneficien a los socios, porque nuestro valor es ser grupo. Aquí no valen los intereses individualistas; hay que pensar en general y en global para mejorar lo local.

¿Cómo transmiten estos proyectos a los socios?

A través de reuniones periódicas, la web y la revista. Tenemos varias vías de comunicación directa con los socios, que son fundamentales para que tenga conocimiento de todo lo que sucede en torno a la Cooperativa. Estos son nuestros canales oficiales, que deben combatir los rumores que no benefician a nadie, ya que no están fundamentados y sólo contribuyen a crear alarmas que en muchos casos son falsas. Por eso vamos a seguir empleándonos a fondo para continuar y si cabe mejorar la comunicación con nuestros socios, ya que contamos con su confianza plena y eso nos hace ser cada vez más competitivos.

¿Qué supone la Cooperativa para la economía de Ejea?

Según datos del Informe Económico de Aragón en 2009, el porcentaje de población que se dedica a la agricultura en nuestra comarca es del 24,2%, cifra que representa a 2.617 personas sobre un total de 10.773 inscritas en la seguridad social. Además, del año 2000 al 2007 la economía de Cinco Villas creció un 50%, y dentro de ese crecimiento está incluido el sector agrícola. Con todo, Virgen de la Oliva representa a más de 2500 socios en la comarca de las Cinco Villas y se constituye como un auténtico motor económico, pero también empresarial al contribuir al mantenimiento del tejido empresarial. Nuestra aportación también es a nivel social, puesto que la Cooperativa ayuda a fijar población por el empleo que origina. Además, apoya al socio puesto que intercede entre él y los mercados y la administración para conseguir los mejores precios en un caso e insiste en que se cumplan sus necesidades administrativas por otro.

¿Cuáles son las peticiones de la Cooperativa ante la Administración?

La agricultura y la ganadería siguen siendo, todavía, el motor de desarrollo de la zona que a su vez se divide dos partes diferenciadas por una línea de agua que es el canal de Bardenas. Para nosotros hablar del agua no es sólo hablar de un bien necesario para el consumo humano, sino que de ella depende la agricultura y, con ello, nuestros negocios y la vida entorno al campo. Es necesario que el recrecimiento del pantano sea una realidad, puesto que nuestros cultivos se resienten si no hay agua para regar. Por eso pedimos que se dejen de interponer obstáculos administrativos para ser prácticos, porque la necesidad del agua es urgente.

“Nos estamos empleando a fondo para que nuestra voz se escuche tanto en las asociaciones sectoriales como en los gobiernos, ya que los intereses de la sociedad deben primar por encima de los políticos” 

¿Si las subvenciones se reducen o se eliminan, con qué ayudas puede contar el campo?

Las rentas del campo están comprobadas que son el 50% más bajas que las de cualquier otra renta de otro sector. La PAC debe contemplarse como una ayuda a la sociedad para encontrar los alimentos sanos y a un precio asequible. Sin ella esta situación puede desestabilizarse, ya que la competencia que encontramos en los mercados extracomunitarios es feroz, puesto que compite con precios bajos y, desde luego, con baja calidad. Desde la cooperativa vamos a apostar no sólo porque se mantengan las ayudas, sino porque se incentiven y se tenga en cuenta la relevancia de la agricultura para las Cinco Villas. En eso nos estamos empleando a fondo para que nuestra voz se escuche tanto en las asociaciones sectoriales en las que nos encontramos como en los gobiernos autonómico, central y comunitario. Esa es nuestra lucha y en ello seguiremos empleándonos, cualquiera que sea el color del gobierno de turno, ya que los intereses de la sociedad deben primar por encima de los políticos.

¿Qué perspectivas tiene la agricultura hoy en día en Ejea?

Ejea es por excelencia un pueblo agrícolaganadero, muy vinculado a la agroindustria y muy dependiente del agua. La agricultura lo es todo para muchas familias. En Ejea, al igual que en otras zonas agrícolas, la agricultura va a ser un sector estratégico por el simple hecho de la merma de producto alimenticio que se está plasmando en el mundo y el incremento de la población, sobre todo en países como India y China, hará que cada vez se demanden más productos básicos. Por eso hay que confiar en un futuro optimista y que pueda ser beneficioso para el sector, ya que, como decía al principio, este oficio requiere mucho esfuerzo pero acaba dándonos muchas satisfacciones.

 


Perfil de Mariano López Osanz

mariano_lopez_osanz_ejea

mariano_lopez_osanz_ejea

Mariano López Osanz nació y vive desde hace 59 años en Ejea de los Caballeros, está casado y tiene dos hijas. Confiesa que lo único imprescindible en su vida son los buenos amigos y sobre todo, su familia, sin la que no podría vivir. Mariano es el presidente de Cooperativa Virgen de la Oliva desde el pasado mes de noviembre de 2010, cuando se actualizaron los cargos del Consejo Rector. Es un hombre que disfruta con las cosas sencillas: una cena entre amigos, un paseo con su mujer, una tarde en familia… Destaca que la honradez y el esfuerzo deben estar presentes en el día a día, en cualquier cosa que se haga, ya que son fundamentales tanto para establecer la confianza como para mantenerla, siendo ambas igual de importantes. Esa es la premisa que sigue al frente de su empresa, Agroservicios López Osanz, S.L. dedicada a movimientos de tierra y trabajos agrícolas. Su filosofía en Virgen de la Oliva es la misma en cuanto a la transparencia y la sinceridad que debe aplicarse al socio, pero también en cuanto al esfuerzo por hacer las cosas lo mejor posible. Tal vez por eso admite que un icono para él ha sido su padre quién con su ejemplo le transmitió, durante toda su vida, esos valores.