Entradas

Modesto Lobón

Modesto Lobón, Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

“Las cooperativas deberían concentrarse para ser más fuertes”

Buscar los mercados en los que nuestros productos pueden tener aceptación y apostar por la internacionalización. Modesto Lobón es claro y matemático a la hora de dar con la fórmula que permita a las empresas aragonesas ser punteras, apoyando la fusión entre cooperativas para ser más competentes. El consejero afirma que la inversión en I+D+i es fundamental y que, junto con una buena planificación empresarial, se puede sortear cualquier crisis. Valora positivamente el modelo de PAC actual mientras las obras hidráulicas siguen a buen ritmo pero con retrasos, igual que las ayudas prometidas a los agricultores. El Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente responde a las preguntas de una tierra que da la bienvenida a las propuestas sostenibles que se formulan desde el Gobierno de Aragón.

Usted se ha mostrado siempre en apoyo del cooperativismo y de la fusión de sinergias entre empresas. ¿Cómo es la cooperativa ideal?

Lo ideal en las cooperativas es que hubiesen pocas y muy fuertes. Ese es el ejemplo de Alemania y Holanda, donde se agrupan los cooperativistas en sociedades grandes para tener mayor representación. En España tenemos 4.000 cooperativas, mientras que tan sólo son distribuidoras apenas 5 ó 6. Entonces esa es la idea, que las sociedades se concentren para crecer dentro y fuera de nuestras fronteras, siendo fuertes y creando negocio para sus socios.

En el caso de Aragón, ¿qué propuestas cabría diseñar para que nuestras cooperativas ganasen terreno a nivel empresarial?

El Gobierno de Aragón está diseñando, junto con Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, un plan de fomento precisamente para ayudar a que se produzcan esas fusiones en las cooperativas a todos los niveles, pero con especial énfasis en los terrenos jurídico y empresarial. El objetivo es crear cooperativas fuertes, que incluso desborden el marco autonómico y se sumen esfuerzos entre cooperativas de diferentes comunidades y regiones, ya que lo que cuenta es crear fortaleza de las sociedades en su área de negocio, y eso a menudo trasciende de la territorialidad.


Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón

¿Dónde hay que buscar salida a nuestros productos hoy en día?

En todo el mundo. Hoy el mercado es mundial y cada vez lo es más. Las crisis que se producen lo ponen de manifiesto y no se puede jugar a una sola carta, como se dice coloquialmente, sino que hay que estar abierto a todo y buscar apoyos donde más los haya. La fortaleza de nuestras empresas, estar preparado para vender y la visión para salir al exterior son fundamentales. En este sentido, el Gobierno de Aragón pone a disposición del mundo agrario y cooperativo los contactos que tiene en el exterior, con Aragón Exterior, para ahorrarse pasos y procesos, ya que salir fuera se dice fácil y pronto, pero hay que pensar primero en cómo economizar recursos y tiempo.

Hablemos de obras. En menos de un año el recrecimiento del Pantano de Yesa debería ser una realidad. ¿En qué punto se encuentran los trabajos?

Ha habido algunos pequeños retrasos por unas incidencias técnicas que implicarán que las obras se terminen un año más tarde de lo previsto. Lo que si es cierto es que las obras son una realidad y se van a terminar. En los últimos años el pacto del agua ha tenido un avance sustancial que no se produjo en los 10 años pasados. Es uno de los grandes activos del ministro Cañete, tanto en la forma como en el contenido, cumpliendo también con el compromiso de reunir a la comisión de seguimiento dos veces al año, lo cual ha contribuido a que se aceleren las obras.

El suministro de agua es fundamental en una comarca agrícola como la nuestra. ¿Cuándo está previsto empezar los trabajos de modernización de los regadíos de Bárdenas?

Están en la línea de actuación. Los regadíos son fundamentales y la base de la agroindustria que, como saben, es uno de los objetivos del departamento de agricultura y que se llevará a cabo tan pronto como se desbloquee la incidencia técnica que puntualmente nos ha sobrevenido.

Usted mismo es un claro defensor de la inversión en I+D+i para el desarrollo del campo. ¿Qué planes tiene el Gobierno de Aragón para fortalecer la agricultura en Cinco Villas?

Fundamentalmente la Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) es necesaria en cualquier sector. Antes se pensaba que solo los sectores punteros lo necesitaban pero ahora hemos demostrado que cualquier campo que quiera estar a la vanguardia debe tener la I+D+i incorporada en su plan de actuación. En este sentido el Gobierno de Aragón está llevando a cabo dos acciones: una, de forma directa, reorientando la investigación que existe en nuestra región, de forma que se pueda investigar más lo que convenga a Aragón sin perjuicio para la libertad intelectual del investigador; y dos, apoyando el programa de Desarrollo Rural Europeo, que se pondrá en marcha en breve, y que tiene una dotación concreta para este ámbito. Esta apuesta es nueva y no estaba hasta ahora en los programas, por lo que Europa también está de acuerdo que sin I+D+i no hay futuro para la agroindustria.

Cuando la respuesta “no hay financiación” es diaria para el campo aragonés tanto desde la Administración como por parte del sector bancario, ¿qué recurso le queda al agricultor?

En cuanto a las ayudas, la presión de tesorería que tiene el Gobierno es importante. Se están dando todas las acordadas pero algo más tarde de lo previsto, aunque todo llega. En cuanto a la financiación estamos abiertos a debatir un buen planteamiento con cualquier entidad bancaria que pueda aligerar esa carga que ahora acarrean los propios agricultores para sacar adelante sus negocios. Además, justo en estos días se ha debatido en la Comisión Sectorial Europea una propuesta por parte de la presidencia italiana para que los jóvenes agricultores cuenten con un compromiso de financiación con interés cero para comprar terrenos. De momento es tan solo una propuesta pero tanto desde España como desde Aragón ya hemos mostrado nuestro acuerdo. Ahora hay que estudiar cómo evitar los movimientos especulativos. Pero una vez se haya concretado la fórmula puede ser muy interesante porque además ayudaría a la regeneración laboral del campo.

En cuanto a política de comercio exterior, ¿cómo podemos evitar que fracturas de tipo político, como la acontecida con Rusia, afecten a nuestros campos y a la economía local/sostenible?

La forma de salvaguardarse no debe de ir en una sola dirección, sino que hay que apuntar a todos los mercados posibles, de modo que si un mercado se cierra puedan abrirse otros. Pero esto hay que hacerlo con visión estratégica en todo momento, anticipándonos a los posibles problemas antes de que surjan para tener un plan B inmediato. De ahí surge el apoyo del Gobierno de Aragón a la internacionalización para que el mundo sea el mercado de las empresas agrarias aragonesas.

En cuanto a política agraria común (PAC), ¿qué aspectos considera que deberían mejorarse para contemplar al 100% la situación agraria en territorios que dependen de este sector, como es el caso de Aragón?

La PAC ha conseguido en esta última revisión salvar la dotación económica, que son 450 millones de euros al año, la misma que teníamos antes. En estos momentos complicados saber que el sector tiene asegurada prácticamente el 30% de la renta es importante. Por otra parte, el sistema español se ha configurado de tal forma que ningún agricultor percibirá menos de lo que recibía en la campaña anterior. Esto es importante ya que se habló de una tarifa plana, con la que se incrementarían las diferencias y desigualdades, no solo entre agricultores sino también entre las comunidades. Además, en Aragón, las ayudas acopladas para la ganadería no sólo se han mantenido sino que se han multiplicado por tres. Esto es algo insólito y es una ayuda importante para un sector que arrastra cargas por su cuenta desde hace demasiado tiempo.