Entradas

Aragón es la segunda Comunidad Autónoma en producción de maíz

Situación y perspectivas del sector del maíz en Aragón

[EL MANTENIMIENTO DE LA COYUNTURA DE PRECIOS FAVORECE SU EXPANSIÓN]

Jesús Nogués. Director General de Producción Agraria. Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón

 

Alternativa intensiva de elevadas producciones en esta Comunidad Autónoma, el maíz muestra una elevada rentabilidad en sistemas de regadío presurizados y con unos niveles de radiación solar e integral térmica elevados, con producciones medias de 12 toneladas/hectárea de grano. Los avances en biotecnología que viene aplicándose en este cultivo, que aportan soluciones tanto a plagas como a la presencia de malas hierbas.

 

Coyuntura del cultivo 

En la compleja situación financiera en la que nos hallamos inmersos, el sector agrario se está comportando de manera más sólida que el resto de sectores que conforman el tejido productivo. No se trata únicamente de una percepción retórica, sino que así lo atestiguan las cifras objetivas procedentes del cálculo anual de las macromagnitudes agrarias.

Así, en Aragón, el beneficio neto de las explotaciones, en términos estadísticos de “renta agraria”, experimentó un incremento de un 5,6% en la campaña 2011 respecto de la 2010 y, en la última campaña 2012, y pese a la importante sequía sufrida que afectó tanto al secano como al regadío, dicha cifra volvió a incrementarse en un 2,4%.

Históricamente, en ciclos de crisis económica profunda como en el que nos hallamos, se ha producido una revalorización de las materias primas más básicas para la sociedad, como es el caso de los alimentos, debido a que son productos de primera necesidad, con demanda básicamente inelástica y, por tanto, ligados a una economía real con menor riesgo para cualquier tipo de inversiones.

En adición a lo anterior, no debe olvidarse que nos hallamos inmersos en lo que la FAO ha venido en denominar el “desafío alimentario”, ligado al escenario actual en el que significativos estratos de población de regiones altamente pobladas han ido incrementando su nivel de riqueza y, consecuentemente, modificando sus hábitos alimentarios hacia una dieta más “occidental”, conduciendo a una mayor demanda global de materias primas alimentarias.

En definitiva y desde el año 2007, con fluctuaciones importantes, nos hallamos en una dinámica de precios elevados de los cereales, que resultan en una reorientación de las producciones de los agricultores hacia esa demanda creciente del mercado. Obviamente, el cultivo del maíz, en cuanto a que se trata en nuestras condiciones de una alternativa intensiva de elevadas producciones, se está viendo influido significativamente por el referido escenario.

 

Algunas cuestiones ligadas a la producción en Aragón

A nivel de España, Aragón es la segunda Comunidad Autónoma en producción de maíz, alcanzando el 21% de toda la producción estatal. En el año 2011 se sembraron 71.300 hectáreas, mientras que en 2012, y debido a los problemas de dotación hídrica de nuestros grandes sistemas de regadío afectados por la sequía, dicha cifra se redujo hasta las 60.750 hectáreas.

En definitiva, se trata de un cultivo muy significativo y con buena proyección futura en esta Comunidad Autónoma, dado que muestra una elevada rentabilidad en sistemas de regadío presurizados y con unos niveles de radiación solar e integral térmica elevados, con producciones medias de 12 toneladas/hectárea de grano.

En adición, es un cultivo que se adapta bien, en nuestras condiciones, a la dinámica de dobles cosechas, siendo ésta una práctica cada vez más común. A modo de ejemplo, en el pasado año 2012 y pese a las restricciones hídricas, la buena gestión que se hizo del agua disponible por las Comunidades Generales de Regantes, permitió que de las 60.750 hectáreas de cultivo, 5.380 lo fueran en segunda cosecha.

Indicar, finalmente, que si bien la tecnología de riego aspersión es la más extendida en este cultivo, siendo que supone una elevada eficiencia tanto hídrica como de uso de fertilizantes, en los últimos años se está empezando a evaluar sobre el terreno el riego por goteo, tanto en superficie como enterrado, que mejoraría la ya buena situación actual en cuanto eficiencia en el uso del agua y de fertilizantes así como la rentabilidad para el agricultor generando, además, una menor afección ambiental de este agrosistema intensivo.

También deben destacarse en ese mismo sentido, los avances en biotecnología que viene aplicándose en este cultivo, que aportan soluciones tanto a plagas como a la presencia de malas hierbas.

 

Transformación y generación de valor añadido

Además de la producción es fundamental, en términos de vertebración territorial y de fijación de valor añadido sobre el territorio, la transformación de la producción. En Aragón, el 60% de la Producción Final Agraria procede de la ganadería, siendo sus principales sectores el porcino, con 9,9 millones de cabezas en la pasada campaña, seguido por el bovino de cebo, pollos cebados y gallinas ponedoras. Este potente sector ganadero, en gran medida, condiciona el destino de la producción del cereal en general y del maíz en particular.

Según un estudio elaborado por el Servicio de Planificación y Análisis de esta Administración, en la campaña 2008 con solo 58.400 hectáreas sembradas, Aragón solo produjo el 50% de sus necesidades anuales de maíz. Así, a la producción endógena en esa anualidad, 571.000 toneladas, hubo que añadir otras 575.000 toneladas provenientes de fuera de Aragón. De todo ese volumen, el 64% tuvo como destino la producción de piensos, el 28% a la de amiláceos y el 8% restante a autoconsumo de algunas explotaciones.

En la última campaña, 2012, y considerando únicamente la facturación bruta con precios a la salida de las explotaciones en términos de Producción Final Agraria, este cultivo generó 180 millones de euros en la Comunidad Autónoma, representando el 34% sobre la producción total de cereales. Debe además indicarse que este cultivo de altas producciones en regadío, interacciona de manera muy directa con el otro gran cultivo extensivo del valle medio del Ebro, como es la alfalfa, con una extensión de más de 100.000 hectáreas, una facturación bruta de 203 millones de euros y de clara orientación exportadora.

En definitiva y tal y como atestiguan las cifras descritas, el maíz es ya un cultivo tradicional en los regadíos aragoneses, con una amplia posibilidad de expansión si la coyuntura de precio de los mercados internacionales de cereal se mantiene y no se producen incrementos excesivos en los precios de los insumos requeridos.

 

Para más información sobre este artículo vea la Revista N12

maíz y otros cultivos en Cinco Villas

Maíz: El difícil equilibrio entre las expectativas y los consumos

 

Antonio Catón, Director de Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agro-alimentarias

 

Los indicadores de cosecha lanzan previsiones halagüeñas en el hemisferio norte, a pesar de las incidencias meteorológicas. Con el empujón de los resultados finales en América del Sur, se espera una gran producción mundial, que recuperará existencias finales, otro elemento que tranquilizará al mercado y hará realidad el aumento de la demanda, acompañada de caída de precios. En definitiva, se originará más consumo, en un entorno de mayores intercambios comerciales globales. Aun con estas buenas perspectivas, el balance 2012/13 sigue estando muy tenso y el autor del análisis del sector recuerda que hasta que el grano no está en el granero, en el campo es hierba.

 

A pesar de un retraso en las siembras, la producción mundial de maíz en 2013, se estima en un nuevo máximo histórico de 939 millones de toneladas, cifra record que fulmina la anterior máxima producción de la campaña 2011/12, que fue de 876 millones de toneladas (Tabla 1). La producción de 2013 supone un incremento respecto a 2012 del 10%. Esta producción descansa sobre una superficie cosechada, también record, en el mundo de 173,8 millones de hectáreas, con subida de superficie en los principales países productores (Estados Unidos, China y México), que compensan, más que de sobra, con los recortes esperados en Argentina, Canadá y Rusia. Estos datos, esperados, si el tiempo acompaña, harán que tengamos en el mundo un rendimiento medio de 5,4 t/ha.

 

Inquietud en Estados Unidos

 

En el mayor productor mundial de maíz y en el que su producción es el termómetro del mercado, las siembras se han visto retrasadas por el tiempo frío y húmedo poco propio, pero las estimaciones que su Ministerio de Agricultura (USDA) dio a finales de marzo sobre la intención de siembra, aportaban una subida de la superficie, aunque no muy grande, respecto a 2012/13, del 3%, para situarse en torno a 36,5 millones de hectáreas. Ahora, la gran incógnita que tiene al sector, en constante vigilia, es si con el retraso de las siembras, se alcanzaran los rendimientos esperados para alcanzar la estimación de récord de producción, con 369 millones de toneladas.

 

UE: la adversidad no escatima buenos augurios

 

El clima tampoco ha acompañado a la Unión Europea (UE)-28. El frío ha retrasado también la siembra en Francia e Italia, mientras que en España y el sureste de la UE, los culpables han sido las lluvias. La superficie de maíz será de alrededor de 9,6 millones de hectáreas, sin cambios respecto al año a la pasada campaña, pero si es posible que haya algún incremento en Francia, Hungría y Rumania que compensaran las caídas de otros países, como Polonia.

A pesar del contratiempo del frio y las lluvias, se esperan unos buenos rendimientos 6,9 t/ha, superando los de la pasada campaña, de 6,0 t/ha. Por lo tanto de continuar el buen momento del ciclo del maíz, la previsión de producción en la UE será 65,8 millones de toneladas que representará, de cumplirse la previsión, un incremento del 17%.

Otro importante país productor y exportador mundial de maíz es Ucrania, país al que se le estima una superficie récord de 4,4 millones de hectáreas, que con una predicción de producirse 21 millones de toneladas. El consumo creciente de maíz en China también provoca un aumento histórico de su superficie hasta los 35,5 millones de hectáreas, que pueden llegar a producir 210 millones de toneladas.

 

El consumo camino de récord, las existencias se recuperan

 

También habrá record en el consumo mundial de maíz, las primeras estimaciones hablan ya de 912 millones de toneladas, un crecimiento del 6%. Pero cuidado, esta estimación se hace considerando que los datos de producción estimados serán correctos, por lo que la enorme oferta hará posible mayores crecimientos en la demanda de carne, en la demanda de almidón por el descenso de los precios. El consumo total de maíz pienso se estima en 524 millones de toneladas.

Viendo que hemos tenido un crecimiento del consumo y de confirmarse los datos de producción, otro elemento que tranquilizará al mercado y hará posible la mayor demanda acompañada de caída de precios es el de la recuperación de las existencias finales que se estiman en 143 millones de toneladas (Gráfico 1). El incremento de las existencias será de 26 millones de toneladas casi el 23%.

Lo importante de esta cifra es que se espera que se incrementen, duplicándose, las existencias de los principales país exportadores, hasta 58,3 millones de toneladas, cifra interesante si tenemos en cuenta que la media de los últimos cinco años ha sido de 41,2 millones de toneladas. Otro dato que aliviará la tensión en el mercado es que el dato de días de consumo de las existencias, no paraba de bajar desde la campaña 2008/09.

 

Protagonistas en el comercio internacional

 

Más superficie, más producción, con menor precio que originará más consumo, darán pie a un mayor comercio internacional, la estimación que en estos momentos se hace es de un crecimiento de los intercambios mundiales del 5 %, hasta 98 millones de toneladas.

La mayor producción esperada en Ucrania hace previsible que este país tenga un importante protagonismo en las exportaciones mundiales, otro país protagonista de la próxima campaña, pero como importador, será China, que a pesar de una buena estimación de cosecha, se espera que incrementen sus importaciones de maíz hasta los 7 millones de toneladas.

 

Excelente campaña en el hemisferio sur

 

En la recta final de la campaña 2012/213 en el hemisferio norte, cuando todo el mundo está poniendo ya los ojos en la abundante cosecha 2013, estamos cerrando las excelentes cifras finales de la cosecha del hemisferio sur, con cosechas récord en Brasil y Argentina.

Este buen dato en Sudamérica está sirviendo para enfriar más una campaña que solo piensa en los buenos datos de la cosecha del hemisferio norte, aportando una oferta que enlazara con la nueva cosecha, por lo que podemos casi afirmar que ya podemos olvidarnos del mal dato que nos dejó la sequía, que redujo la producción un 3% hasta 851 millones de toneladas.

En Brasil, donde una estación de lluvias más larga está favoreciendo la segunda cosecha, la producción esperada en estos momentos es de una cifra récord: 76 millones de toneladas. En Argentina, finalizando también su cosecha, sobre una superficie que había caído cerca de un 8%, se prevé una producción de 25,5 millones de toneladas, un 21 % superior a la de la pasada campaña, también cifra récord.

Las existencias finales de esta campaña 2012/13 se situarán en niveles históricamente bajos.

 

La alta dependencia de España

 

Un cultivo ligado al regadío y con un consumo muy deficitario, la producción en 2012 ha sido de 3,8 millones de toneladas, lo que ha supuesto un incremento del 4,35 % respecto a 2011 (Tabla 2). Para España conocer la oferta mundial de maíz es muy necesaria, debido a que es el cereal que más necesita importar de todos los que consume, en lo que llevamos de campaña España ha importado ya, de países de fuera de la UE, mas de 3,5 millones de toneladas, como vemos en el Gráfico 2. Francia es el principal abastecedor de nuestras necesidades, las importaciones totales de de esta campaña, entre la UE y los países terceros, superarán los 4 millones de toneladas.

El sector que consume más maíz es el de los piensos y su consumo. Como el de todas las materias primas está muy ligado a las cotizaciones y a la competencia entre ellas.

 

Previsiones de mercado

 

A pesar de las buenas expectativas de la cosecha 2013 y del buen resultado de la cosecha de América del Sur, el balance 2012/13 mundial sigue estando muy tenso, y hay que recordar, que hasta que el grano no está en el granero, en el campo es hierba.

En esta situación tenemos que el mercado no es diferente en España ni en la UE, con balance tenso y con importantes importaciones brasileñas previstas para el verano. Es este el motivo que permite que los precios en la UE, no bajen mucho más y que las existencias finales de esta campaña, la 2012/13, sean bajas.

Por lo tanto, el maíz está muy enganchado a un buen desarrollo del clima y que este acompañe, porque de no ser así, a los precios les crecerían cosas parecidas a unas alas, pero recuerda también que la cosecha de América del Sur está siendo excelente, por lo que el recorte en las alas está garantizándose.

Para la nueva campaña, la 2013/14, en la UE-28 se esperan más de 66 Mt, un crecimiento de 9 Mt, respecto de la cosecha 2012, lo que originará unas menores importaciones y un aumento de las exportaciones, sobre todo de maíz de países del Este de la UE, que presentarán precios muy competitivos. La demanda de maíz irá a la baja, por lo que con más cosecha y menos demanda, no compensada con las exportaciones, es previsible un incremento de las existencias finales.

Otra vez el recurso a los balances y en esta campaña que viene, la 2013/214, tendremos que hacer un seguimiento de los balances del Este, no vaya a ser que se pasen en exportaciones y se queden deficitarios, por lo que si llegara a esta situación, los precios se recuperarían algo.

Se espera una gran producción mundial, que recuperará existencias y un aumento de la demanda. Por lo que la evolución de los precios estará muy ligada a que esto sea cierto. Cualquier problema climático que afecte a las cosechas esperadas frenará la tendencia bajista.

 

Para más información sobre este artículo vea la Revista N12

Biota reduce el consumo de agua a la mitad y prevé duplicar la producción de maíz

Las obras de modernización en el sistema de regadío a aspersión en Biota, substituyendo el tradicional riego a manta o de gravedad por turnos con disminución por acequias, permitirán a los 331 regantes de la comunidad Monte Saso ahorrarse más del 50% del agua en 1.216 hectáreas. La mayor parte de esta extensión (900 has) ya cuentan con el nuevo sistema de riego que consumen 6.000 m3 por hectárea y año, lo cual supone reducir a más de la mitad el consumo, obteniendo un mayor rendimiento en los cultivos y una mejora notable en la eficiencia del riego. Las obras han supuesto una inversión de 7,6 millones de euros, que han aportado el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias de la Zona Noreste (SEIASA), el Gobierno de Aragón y la Comunidad General de Regantes de Monte Saso.

El director territorial de SEIASA y anterior consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, aseguró a finales de septiembre, durante la recepción provisional de las obras de mejora, que “se podrá pasar de una producción de 7.000 kg por hectárea y año de maíz a 14.000 kg”, dado el buen estado que presentan las mazorcas. Por otra parte, Alfonso Laborda, presidente de la comunidad Monte Saso, añadía que “antes no se podía cultivar maíz por falta de agua” y que “con los 6.000 m3 se ha podido sacar una buena cosecha de maíz”. Gracias a la implantación de un mejor sistema de riego se consigue aumentar la capacidad del agua almacenada al tiempo que paliar problema de recursos hídricos en la zona, al suponer un considerable ahorro en agua.